Miércoles 19 DE Junio DE 2019
Mundo

ONU centrada en crisis de refugiados y guerra en Siria

Ban Ki-moon advierte a líderes mundiales sobre la extensión de la xenofobia.

 

Fecha de publicación: 21-09-16
Los líderes asistentes a la cumbre de Refugiados, durante la 71 sesión de la Asamblea de Naciones Unidas, en Nueva York.
Por: DPA/afp

 El presidente estadounidense, Barack Obama, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instaron a la comunidad internacional a hacer más para resolver las crisis globales, desde la guerra en Siria y la crisis de refugiados, al programa nuclear de Corea del Norte.

En el último discurso de ambos ante la Asamblea General del organismo. Obama, cuyo mandato finaliza en enero, defendió el progreso alcanzado gracias a la integración mundial y denunció la voluntad aislacionista de construir muros y retirarse del escenario mundial.

Obama afirmó que la creciente desigualdad económica ha propiciado el aumento del sectarismo étnico y religioso, así como del nacionalismo y el populismo agresivos.

“Hoy en día, una nación rodeada de muros solo se encerraría a sí misma”, dijo en alusión al plan del candidato republicano, Donald Trump, de construir un muro en la frontera con México.

Previo a un encuentro sobre la crisis de refugiados patrocinado por EE. UU. ayer por la tarde, Obama exhortó a una mayor acción para ayudar a los refugiados a huir de conflictos en Siria y otros lugares.

“Tenemos que hacer más y abrir nuestros corazones a los refugiados que están desesperados por un hogar”, dijo Obama, al apelar a las naciones de la ONU a continuar con sus compromisos de ayuda a pesar de las difíciles políticas en la materia.

El presidente estadounidense anunció en la ONU el compromiso de medio centenar de países para acoger a 360 mil refugiados, el doble con relación a 2015. Un récord de 65 millones de personas han sido desplazadas en el mundo, incluyendo 21 millones de refugiados compitiendo por muy pocas oportunidades de asentamiento.

Ban, por su parte, que dio ayer su último discurso en sus diez años en el cargo, brindó un mensaje inusualmente duro en el que reprendió a los líderes mundiales por sus fracasos en Siria y Cercano Oriente, mientras que también advirtió sobre la extensión de la xenofobia.

También identificó al Gobierno sirio como el principal culpable por la escalada de violencia sufrida por su pueblo, y citó el uso continuo de bombas de barril y torturas por parte del Gobierno. Ban y Obama, así como algunos de los oradores que les sucedieron, también saludaron la paz en Colombia.

El calentamiento global fue otro tema citado con frecuencia en la sala de sesiones, donde los mandatarios pidieron cumplir con los compromisos alcanzados en diciembre en París por 195 países.

Protesta contra Temer

>Como de hábito, Brasil tuvo bajo su responsabilidad el discurso de apertura de los trabajos en la Asamblea General, pero cuando el nuevo presidente brasileño, Michel Temer, tomó el estrado, varias delegaciones latinoamericanas se retiraron de la sala de la plenaria para no escuchar sus palabras. “Iba a hablar el presidente Temer y varios países, de forma espontánea, decidimos no escuchar las palabras del Presidente. Es una práctica común cuando se quiere mandar una señal contundente de rechazo”, dijo el canciller de Ecuador, Guillaume Long. También se retiró el presidente de Costa Rica, Luís Guillermo Solís, así como delegaciones de Venezuela, Bolivia, Cuba y Nicaragua. –AFP

Trato digno

>El presidente de México, Enrique Peña Nieto, llamó ayer a atender el flujo migratorio en Centroamérica y a ser solidarios con los miles de centroamericanos que a diario dejan sus países debido a la violencia.

El mandatario sostuvo que su gobierno implementará acciones para “brindar un trato más digno y humano a migrantes y refugiados”. – DPA