Jueves 21 DE Febrero DE 2019
Mundo

Nicaragua concede asilo a expresidente Funes

Al exmandatario salvadoreño se le señala de corrupción y enriquecimiento ilícito durante su gestión.

Fecha de publicación: 07-09-16
El expresidente salvadoreño Mauricio Funes en una imagen de archivo de junio de 2012 en San Salvador. Por: AP/AFP
Más noticias que te pueden interesar

El Gobierno de Nicaragua concedió asilo político al expresidente de El Salvador, Mauricio Funes, por considerar que estaba en peligro su vida y su integridad física, informó La Gaceta –Diario oficial nicaragüense ayer.

Junto al exmandatario fue amparado su núcleo familiar, integrado por su actual compañera Ada Mitchell Guzmán Sigüenza, y sus hijos Carlos Mauricio Funes Velasco, Diego Roberto Funes Cañas y Mauricio Alejandro Funes Guzmán, por considerarles en peligro “por luchar en pro de la democracia, la paz, la justicia y los derechos humanos” y por su filiación política en
El Salvador.

A través de su cuenta de twitter, Funes informó que decidió pedir asilo el 31 de agosto “después de constatar la persecución política que se inicia en mi contra”. En La Gaceta oficial nicaragüense se señala como fecha de la solicitud el 1 de septiembre, justo cuando la Corte Suprema salvadoreña ordenó publicitar la lista de viajes que hizo Funes durante su mandato con fondos públicos. Su solicitud fue concedida el 2 de septiembre, según el diario oficial, aunque publicada en La Gaceta de ayer.

Mauricio Funes, que llegó al poder postulado por el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), enfrenta en su país un juicio por enriquecimiento ilícito. El expresidente, su hijo Diego Roberto Funes Cañas y la exprimera dama Vanda Pignato son objeto de una demanda por no justificar en su declaración patrimonial al término de su mandato US$728 mil 329 dólares, lo que llevó a un proceso civil que se ventila en los tribunales, que han fijado una audiencia sobre el caso para el próximo 12 de septiembre.

La Fiscalía también mantiene abierta una investigación relacionada con delitos de corrupción durante su gobierno, de 2009 a 2014. En agosto, la fiscalía salvadoreña allanó varias viviendas y negocios en busca de evidencias.

Funes, sin embargo, negó que su solicitud de asilo sea una manera de evadir la justicia.  “No he renunciado a enfrentar el proceso judicial ni a probar mi inocencia” explicó en su cuenta de twitter. “Tengo fundadas razones para asegurar que existe un plan de atentados de la extrema derecha en mi contra. Por eso solicité asilo y protección”, añadió. Funes llegó a Nicaragua hace tres meses, según su twitter, aduciendo que se encontraba trabajando en una consultoría, sin especificar si para el Estado o para un privado.

Investigación abierta

En una primera reacción del Gobierno salvadoreño, el secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas, dijo que El Salvador respetará la decisión de Nicaragua. “Lo que nos corresponde es reconocer lo actuado por el Gobierno de Nicaragua”, dijo Chicas, tras asegurar que será Funes quien explique qué sectores en El Salvador efectúan la persecución política en su contra pues el gobierno del FMLN no lo hace.

Un portavoz de la Fiscalía salvadoreña aseguró que pese a la decisión de Nicaragua de otorgar asilo a Funes “las investigaciones en su contra no se detendrán, siguen adelante sin ninguna variante”. –AFP

Tregua de pandillas

> Mauricio Funes, periodista de profesión, fue cuestionado durante su mandato debido a que aparentemente facilitó una tregua con las pandillas –causantes de la enorme violencia que sufre El Salvador. Como presidente, Funes se encargó de denunciar casos de corrupción. El caso más emblemático fue el del expresidente Francisco Flores, fallecido en enero, quien fue investigado por delitos de corrupción a raíz de una denuncia hecha en 2013 por Funes. –AFP/AP

Etiquetas: