Miércoles 23 DE Octubre DE 2019
Mundo

Venezuela: masiva manifestación exige revocatorio contra Maduro

Se calcula que más de un millón de personas participaron de la marcha convocada por la oposición.  Se planifican protestas para el 7 y 14 de septiembre.

Fecha de publicación: 02-09-16
Vista aérea de la marcha opositora que recorrió las calles de Caracas.
Por: AFP

La oposición venezolana abrió una nueva etapa de presión en las calles para exigir un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, fortalecida por la multitudinaria marcha de ayer en la que dijo haber reunido más de un millón de personas.

“Mostramos al mundo el tamaño inmenso de la Venezuela que quiere cambio. Es una marcha histórica”, anunció desde una tarima el vocero de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, quien dijo a la AFP que se manifestaron “entre 950 mil y 1.1 millones” de opositores.

Al anunciar el “inicio de la etapa definitiva” de la lucha por el referendo, Torrealba precisó que el 7 de septiembre marcharán hacia la sede de poder electoral, y siete días después en las capitales de los estado. Vestidos de blanco y ondeando banderas, los opositores acudieron a lo que llamaron la “Toma de Caracas”.

En la mayor pulseada que libraron en las calles en los últimos años, Maduro respondió a la oposición con una masiva concentración de seguidores ataviados de camisetas rojas, en el centro de Caracas, en lo que bautizaron como la “Toma de Venezuela”.

“Hoy derrotamos un golpe de Estado (…), han fracasado una vez más, la victoria es nuestra”, dijo desde la tarima el presidente socialista, quien calculó entre “25 mil y 30 mil” los participantes en la manifestación opositora.

Marcha y contramarcha transcurrieron en calma, pero en el cierre de la manifestación opositora un grupo de encapuchados lanzó piedras y bloqueó una estratégica vía que conecta el este con el oeste, ante lo que la policía respondió con gases lacrimógenos.

El presidente venezolano saluda a sus seguidores en la marcha organizada en la capital.

El presidente venezolano saluda a sus seguidores en la marcha organizada en la capital.

La MUD se deslindó de esos hechos y denunció “la presencia de infiltrados”. Durante la jornada, policías y tanquetas vigilaron varios puntos de la ciudad, y algunas calles y negocios permanecieron cerrados.

La MUD reclama al Consejo Nacional Electoral (CNE) -al que acusa de chavista- la fecha de recolección de cuatro millones de firmas necesarias para convocar el referendo, pues considera que solo cambiando al Gobierno y su modelo socialista se acabará la crisis.

Ocho de cada  diez venezolanos quieren un cambio de Gobierno, según la firma Datanálisis.

Mejor organizados

> Pese al descontento popular, la oposición no había convocado multitudes desde 2014, según analistas en parte por el miedo a la violencia de aquellas marchas que exigían la salida de Maduro y dejaron 43 muertos. Diego Moya-Ocampos, analista del IHS Markit Country Risk, con sede en Londres, consideró esta marcha como un “termómetro para medir la capacidad de convocatoria de la oposición”. –AFP

Denuncias

Desde temprano, dirigentes de la oposición denunciaron que los accesos a Caracas fueron cerrados por las autoridades, en un intento por impedir la llegada para la manifestación en favor de un referéndum. La fuerza pública bloqueó los accesos desde el occidente y desde la región costera de Vargas, alegando reparaciones en la vía. En Caracas, varias estaciones del Metro suspendieron su servicio, incluyendo tres ubicadas en las cercanías a los puntos de concentración de la protesta, en el este de la ciudad, en medio de un mayor despliegue de policías y soldados. Las restricciones que enfrentaron algunos corresponsales extranjeros para ingresar al país alimentaron el clima de tensión que rodeó a la marcha. –DPA/AP

Indígenas participan en la marcha opositora.

Indígenas participan en la marcha opositora.

 


“Los jóvenes se nos están marchando del país. No hay comida, no hay medicinas y la inseguridad nos está arropando”.

Isbeida Rodríguez, ama de casa, mientras caminaba hacia uno de los puntos de concentración en el este de Caracas.