[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Senado brasileño debate hoy el destino de Dilma Rousseff


El proceso en su contra es controvertido porque las irregularidades de las que se le acusan ya eran frecuentes en otros gobiernos.

foto-articulo-Mundo

Entre lágrimas, gritos y referencias a Dios, el Senado brasileño se adentró en el debate final antes de decidir hoy si destituye a Dilma Rousseff, un desenlace que todos ya dan por sentado en Brasil.

“El impeachment es un remedio constitucional al que necesitamos recurrir cuando la situación se revela especialmente grave”, señaló la abogada de la acusación, Janaina Paschoal.

“Fue Dios quien hizo que, en el mismo momento, varias personas percibieran lo que sucedía en el país”, añadió esta abogada en sus argumentos para probar que la primera mujer en presidir Brasil violó la Constitución al manipular las cuentas públicas y que por eso debe dejar la presidencia.

Pero el abogado defensor de la Presidenta, el exministro José Eduardo Cardozo, destacó que una destitución de Dilma Rousseff, sería “una pena de muerte política”. Tan dramático ha sido este juicio en Brasil, que durante las sesiones de ayer, tanto el abogados de defensa como de la acusación, lloraron.

“Canallas, canallas, canallas”, disparó el senador Roberto Requião, del PMDB y defensor de Dilma Rousseff, haciendo referencia al golpe de Estado contra Joan Goulart en 1964.

Combativa, serena y por momentos sonriente, la presidenta brasileña se defendió la víspera durante más de 14 horas, en una sesión histórica en la que reiteró su inocencia y afirmó ser víctima de un “golpe” para reemplazarla hasta fines de 2018.  Una vez finalizadas las deliberaciones, los senadores decidirán hoy si Dilma Rousseff es condenada.

Rousseff fue suspendida de su cargo el 12 de mayo y asumió de forma interina su ex vicepresidente Michel Temer. Si todo sale tal como pronosticaron los sondeos, será este político conservador, de 75 años, enemigo acérrimo de Dilma, quien se convertirá en presidente de Brasil. Para ello, se requiere el voto de 54 senadores.

Las revelaciones de una trama delictiva en torno a Petrobras, que le costaron a la petrolera más de US$2 mil millones, presionaron más a Rousseff. Y alcanzaron al Partido de los Trabajadores y a su líder, el expresidente Lula da Silva, quien también se encuentra inculpado e investigado por varios casos de corrupción. En este juicio político se cuestiona la legitimidad que puede tener el Senado para emitir un veredicto, cuando más de la mitad de sus miembros están involucrados o investigados por corrupción.

Lágrimas de la Fiscalía

La principal fiscal en el juicio a la presidenta Dilma Rousseff declaró ayer que Rousseff cometió “fraude” en sus prácticas presupuestarias, y comenzó a llorar al implorar a la mandataria que la perdone por causarle sufrimiento. Al terminar su intervención, Janaina Paschoal lloró al expresar esperanzas de que Rousseff la perdone “por el sufrimiento que le he causado”. –AP

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción/elPeriódico
NoNosCallaran | Muestras su apoyo a Jose Rubén Zamora afuera de Tribunales
noticia Cristian Velix/elPeriódico
Comunas destinan Q59.76 millones a empresas cuestionadas
noticia AFP
Ricky Martin, libre de cargos: su sobrino se retracta


Más en esta sección

Misal de Silos: el extraordinario manuscrito que muestra el origen del papel en Europa

otras-noticias

Biografía de Rafael Arévalo Martínez, poeta, ensayista y dramaturgo guatemalteco

otras-noticias

Cinco estrenos de terror que debes ver este octubre

otras-noticias

Publicidad