Lunes 22 DE Abril DE 2019
Mundo

Sospechan que menor habría ejecutado atentado

La comunidad internacional condenó el ataque y se solidarizó con el país.

 

Fecha de publicación: 22-08-16
Un total de 37 cuerpos fueron enterrados ayer. Un grupo de familiares lanzó botellas contra la Policía, mientras proferían acusaciones contra Erdogan. Por: Afp / dpa

El atentado que el sábado dejó 51 muertos en una boda kurda en Gaziantep, en el sur de Turquía, fue perpetrado por un adolescente de entre 12 y 14 años, afirmó ayer el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, citado por la agencia de noticias Anadolu.

La provincia de Gaziantep se encuentra cerca de la frontera con Siria, país inmerso en una guerra civil y donde el EI controla territorios fronterizos con Turquía.

Por el momento no está claro si el joven se inmoló o si los explosivos que portaba fueron detonados por control remoto. En rueda de prensa en Estambul, el mandatario explicó que sospechaba del grupo Estado Islámico (EI) como autor del ataque.

A la boda asistían kurdos, la etnia cuyas milicias protagonizan una lucha en el norte de Siria y en Irak contra el yihadismo. Erdogan afirmó que 69 personas siguen hospitalizadas, entre ellas 17 en estado crítico.

Hasta la fecha no se habían utilizado menores kamikazes en atentados en Turquía, un país que desde hace un año sufre ataques tanto del EI como de los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), sobre todo en Ankara y Estambul.

“Venga de donde venga el terror, eso no cambia nada para nosotros”, declaró Erdogan. “Como nación, usaremos toda nuestra fuerza, unidos, de la mano, para luchar contra el terrorismo como hicimos el 15 de julio”, añadió refiriéndose al golpe de Estado fallido.

Los novios sobrevivieron a la matanza. “Han convertido mi boda en un baño de sangre”, declaró Besna Akdogan.

El líder del partido opositor prokurdo HDP, Selahattin Demirtas, aseguró que el objetivo del atentado eran ciudadanos kurdos y el novio, miembro de la formación política.

La agencia Dogan afirmó que el suicida se mezcló con los invitados y detonó la carga explosiva. Las fuerzas de seguridad buscan a dos personas que lo acompañaban y que huyeron tras el ataque.

La explosión de Gaziantep se produjo el mismo día en que el primer ministro, Binali Yildirim, anunció que Turquía quiere tener un papel “más activo” en la solución de la crisis en Siria con el fin de “detener el baño de sangre”.

El embajador de Estados Unidos se comprometió a “seguir trabajando para derrotar la amenaza terrorista”. Mientras, el presidente ruso Vladimir Putin pidió combatir juntos el terrorismo y agregó que “una vez más hemos experimentado que el terrorismo desprecia las normas básicas de la moral humana”.

Prohibición

> La Autoridad de Radio y Televisión turca impuso una prohibición temporal a los medios, vetando todo tipo de información “sobre el momento o las circunstancias de la explosión y los heridos o muertos” con el fin de “no obstaculizar la aclaración del suceso”. EL PAÍS

Etiquetas: