Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Tiroteo en Luisiana deja tres policías muertos

En las últimas semanas, la ciudad de Baton Rouge ha sido escenario de protestas contra la violencia policial.

 

Fecha de publicación: 18-07-16
Policías custodian la entrada de la sala de urgencias donde fueron llevados los oficiales heridos. El ataque tuvo lugar poco antes de las 9:00 horas, a menos de 1,500 metros de distancia de la estación central de la Policía. Por: dpa / Afp
Más noticias que te pueden interesar

Estados Unidos se veía confrontado ayer a un nuevo tiroteo mortal contra policías, esta vez en la ciudad de Baton Rouge (Luisiana), diez días después del asesinato de cinco oficiales de policía en Dallas (Texas).

Tres policías murieron y tres fueron heridos, uno de ellos se encuentra en estado crítico, en un tiroteo registrado en circunstancias aún no establecidas. En esta ciudad a principios de julio, la muerte de Alton Sterling, un vendedor ambulante afroestadounidense a manos de la Policía provocó indignación y protestas.

El presunto asesino de los tres policías fue identificado por varios medios estadounidenses como Gavin Long, de 29 años, oriundo de la ciudad de Kansas City en el estado de Missouri. El agresor fue abatido en el lugar, indicó la Policía.

“No sabemos si el asesino tenía como objetivo a los policías o si los abatió mientras ellos respondían a una llamada de emergencia”, afirmó el presidente estadounidense Barack Obama. “Como nación debemos dejar en claro que nada justifica la violencia contra los agentes del orden”, agregó el mandatario.

Horas antes, el jefe de la Policía del estado de Louisiana, Mike Edmonson, había dicho que buscaban a dos sospechosos por el tiroteo. Pero los investigadores no están seguros si el atacante recibió asistencia de otras personas. El jefe policial explicó que los agentes respondieron a un llamado de que había un hombre con un rifle y se produjo un intercambio de disparos.

“No tenemos una situación de un atacante activo en Baton Rouge”, señaló Edmonson, quien buscó tranquilizar a la población.

El drama se produjo en un contexto de fuertes tensiones raciales en la capital de Luisiana, que ha sido el escenario de numerosas manifestaciones contra la violencia policial en las últimas semanas.

El alcalde de Baton Rouge, Kip Holden, hizo un llamado a la calma temiendo un nuevo aumento de las tensiones en la ciudad, a través de la cadena de televisión local WAFB9. “No dejemos que nadie separe a esta comunidad con actos absurdos de violencia”, reclamó el Alcalde.

El aspirante republicano a la presidencia, Donald Trump, demandó “ley y orden”.

“Nos duele la muerte de tres policías en Baton Rouge hoy. ¿Cuántos agentes del orden y cuántas personas tienen que morir por la falta de liderazgo en este país? Demandamos ley y orden”, escribió el empresario en Twitter.

La virtual candidata demócrata Hillary Clinton, también dijo que nada justifica la violencia y se sumó al pedido de unidad de Obama. “No debemos darnos la espalda. No debemos ser indiferentes unos con otros. Debemos estar juntos para rechazar la violencia y fortalecer nuestras comunidades”, indicó en un comunicado.

Autoridad moral

Organizaciones y activistas afroamericanos se distanciaron del ataque. “Los que hacen uso de la violencia no son una extensión de nuestra lucha. La traicionan y tratan de robarnos la autoridad moral”, dijo el reverendo Jesse Jackson. El nuevo tiroteo promete entrar en el debate nacional sobre las tensiones raciales, la violencia policial y, también, las crecientes agresiones que sufre la Policía en todo el país. -EL PAÍS


“Los ataques contra la Policía son un ataque contra el Estado de derecho que hace posible una sociedad (…) Depende de todos nosotros garantizar que somos parte de la solución y no parte del problema”.

Barack Obama, presidente estadounidense.

Etiquetas: