Martes 13 DE Noviembre DE 2018
Mundo

Gobierno francés eleva a 84 los fallecidos en atentado

El presidente François Hollande advirtió que “reforzará su acción contra el Estado Islámico en Siria e Irak”.

Fecha de publicación: 16-07-16
Familiares y amigos rindieron homenaje ayer a las víctimas en un improvisado memorial en Niza. Por: AFP/DPA/EL PAÍS
Más noticias que te pueden interesar

Ocho meses después de los atentados de París, un tunecino desconocido de los servicios de inteligencia francesa causó al menos 84 muertos al embestir con un camión a la multitud reunida en Niza (sureste) para festejar la fiesta nacional.

Por el momento, las incógnitas rodean al autor –Mohamed Lahouaiej-Bouhlel, de 31 años y padre de tres hijos– descrito por sus vecinos como taciturno y violento con su mujer. Residía en Niza desde hace años y fue identificado por su licencia de conducir y una tarjeta bancaria que dejó en el camión, junto con un teléfono móvil y varias armas. En un principio se había informado que contaba con la nacionalidad francesa.

En marzo, había sido condenado a una pena de prisión condicional de seis meses por agresión con armas en un enfrentamiento violento, causado al parecer por una pelea tras un accidente de tránsito.

Para el primer ministro francés, Manuel Valls, “es un terrorista, sin duda relacionado con el islamismo radical de una forma u otra”. Sin embargo, el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, no confirmó que haya una relación entre el autor y “el islam radical”. Pese a ello, matizó que Lahouaiej-Bouhlel “nunca había estado fichado ni mostrado el menor signo de radicalización”.

En el momento del ataque, cientos de personas acababan de presenciar en el Paseo de los Ingleses, la rambla costera de Niza, los fuegos artificiales con motivo del aniversario de la Toma de la Bastilla.

Antes de ser abatido a tiros por la Policía, el victimario disparó varias veces contra los efectivos. El fiscal de lucha antiterrorista, François Molins, confirmó que no dejó ningún escrito en el que reconociera el atentado. Sin embargo, el ataque corresponde con los “llamados a matar” de varios grupos yihadistas.

El vehículo de 19 toneladas “cambió de trayectoria al menos una vez”, según la Policía, lo que significa que “claramente trató de causar un máximo de víctimas”.

Un motociclista trató de detener el camión abriendo la puerta del conductor, pero finalmente fue arrollado, explicó por otro lado el periodista alemán Richard Gutjahr.

Contra el EI

En una primera intervención televisiva desde París, el presidente francés François Hollande advirtió de que, pese a los ataques, Francia “reforzará su acción en Siria e Irak”, países donde combate a los yihadistas del Estado Islámico (EI). “Toda Francia está amenazada por el terrorismo islámico”, dijo el Presidente francés, quien anunció la movilización de soldados y reservistas adicionales en las Fuerzas Armadas.

El Estado de Emergencia ha sido prolongado tres meses. Dicho régimen, decretado tras los atentados del 13 de noviembre, facilita los registros policiales y el arresto domiciliario de sospechosos.

Ayer, tras participar en un encuentro del Gabinete de Seguridad en París, Hollande se trasladó a Niza, donde visitó la Prefectura y el hospital Pasteur, en el que se encuentra la mayoría de los heridos. “¿Por qué el 14 de julio? Porque es la fiesta de la libertad”, señaló.

A petición de Francia, la lucha antiterrorista se ha añadido a la agenda de los 28 ministros de Exteriores de la Unión Europea, que se reunirán el lunes en Bruselas.

El presidente estadounidense, Barack Obama, deploró el ataque, que calificó como “trágico y deleznable”.

Además, Brasil anunció un refuerzo de la seguridad para los Juegos Olímpicos de Río-2016, que comienzan el 5 de agosto.

Imagen del sospechoso tomada de su documento de identificación.

Imagen del sospechoso tomada de su documento de identificación.

El del jueves es uno de los atentados más sangrientos cometidos en Europa en los últimos años, y el segundo peor en Francia tras los ataques de noviembre en París, cuando varios suicidas del grupo Estado Islámico (EI) mataron a 130 personas.

Lejos de la unidad nacional entre la clase política tras los atentados de enero de 2015, la oposición conservadora no tardó esta vez en criticar al gobierno socialista de Hollande, a menos de un año para las elecciones presidenciales en Francia.

Difícil de controlar

> Con las secuelas de los últimos atentados aún presentes, la UE ha blindado aeropuertos, cercado organismos oficiales y aumentado la vigilancia en sitios de especial afluencia como fiestas o conciertos. Pero fuentes diplomáticas admiten que “resulta difícil evitar estos episodios. No existe seguridad al cien por ciento”.

Los expertos coinciden en la inutilidad de adoptar medidas para un fenómeno demasiado cambiante. Lejos quedan atentados reivindicados por Al Qaeda planificados durante meses y ejecutados por miembros de una célula organizada. Con el auge del Estado Islámico, la consigna ha pasado a ser: mata donde puedas. Y a ella se adhieren lobos solitarios, personas radicalizadas por Internet o incluso delincuentes comunes, sin ningún pasado terrorista. –EL PAÍS

Hospitales conmocionados

Eran grupos de amigos que celebraban la fiesta nacional con un picnic frente al mar, familias que habían acudido para disfrutar de los fuegos artificiales o parejas con el mismo espíritu festivo. Son algunas de las 84 víctimas mortales del ataque en Niza, de las cuales diez eran menores. “¿Por qué nosotros? No tenemos nada que ver todo esto”, se lamentó Santi frente al hospital Pasteur de Niza, donde murió su esposa. Decenas de familiares se encontraban ayer frente a este centro hospitalario en busca de noticias de sus seres queridos. La estampa era diferente frente a la Fundación Lenval, el centro hospitalario para menores. “Los padres están en estado de shock, muchos no pueden ni hablar”, explicó Stéphanie Simpson, portavoz del hospital. “Han sido ingresados niños y adolescentes de todas las edades, el más pequeño es un bebé de seis meses”, añadió. –EL PAÍS

Etiquetas: