Martes 25 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Erdogan y las teorías de conspiración del fracasado golpe militar

El intento de golpe militar en Turquía apenas había sido sofocado cuando se dispararon múltiples especulaciones sobre el origen y el motivo de la asonada, y se esbozaron diversas teorías conspirativas, hasta las que sugerían que el propio presidente Recep Tayyip Erdogan había escenificado el levantamiento militar.

Fecha de publicación: 16-07-16
Partidarios libaneses y miembros del grupo islámico Jamaa Islamiya desplegar un gigantesco retrato del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, durante una manifestación para apoyarlo después de un intento de golpe mortal, pero frustrado por una facción del ejército - AFP Por: DPA
Más noticias que te pueden interesar

Las claves que llevan a estas teorías:

¿El golpe militar no parece haber sido obra de improvisados?

La intentona fue sofocada rapidamente, pero fue muy sangrienta. El escritor y periodista turco Ahmet Sik, uno de los analistas más profundos del país, cree que el gobierno puede haberse enterado a tiempo de los planes golpistas, obligando a los facciosos a adelantar su accionar, antes de ultimar los detalles a la perfección. Las medidas de seguridad de la policía y otros organismos de seguridad del Estado fueron redobladas antes de conocerse el golpe.

¿Acaso fue el propio Erdogan el que propició el golpe?

El aparato de poder de Erdogan es inmenso, por lo que no debería haber sido imposible orquestar una maniobra de este tipo, aunque sí muy difícil de organizarla. Entre los supuestos cabecillas de la insurrección militar hay cinco generales y 29 coroneles, que fueron desafectados de inmediato una vez terminado el levantamiento, pero que, según las teorías conspirativas circulantes, tendrían que haber sido cómplices del presidente. Los altos oficiales corren peligro de ser sancionados duramente, situación que no explicaría por qué habrían sido títeres de Erdogan.

¿Qué ventajas tendría Erdogan de un golpe organizado?

Muchas: sobre todo, ampliar su poder a límites extremos. Ahora, Erdogan puede usar el golpe como pretexto para avanzar en su objetivo de implantar un sistema presidencialista con él como máxima figura del poder político. Sostiene que ese sistema ofrecería garantías de mayor estabilidad. Sin embargo, Erdogan tiene hoy en día una cuota de poder inmensa y no le hacía falta escenificar un golpe de Estado para avanzar hacia su modelo político.

TURKEY-MILITARY-POLITICS-COUP

Partidarios de Erdogan se reúnen en la plaza de Taksim en Estambul para apoyar al gobierno – AFP

¿Erdogan acaso no es conocido por sus apuestas políticas de alto riesgo?

Sí, lo es. Pero incluso para sus parámetros, la escenificación de un golpe artificial llevaría demasiado lejos y habría sido una apuesta demasiada elevada. Un diplomático lo definió con la siguiente comparación: “Es como si le prendieras fuego a tu casa y deseas que no se incendie, pero al final, la casa termina quemándose”.

¿Se presentó Erdogan seguro y con un dominido de la situación durante el golpe?

No. Tanto él como el primer ministro Binali Yildirim se presentaron muy nerviosos, lo mismo que sus colaboradres más estrechos.

Los últimos días antes del golpe, ¿no presentaron a un Erdogan sospechosamente silencioso?

Sí, es cierto. Pero círculos oficiales explican simplemente que se tomó unos días de descanso después de que no pudiera celebrar junto a su familia la tradicional fiesta con motivo de la finalización del ramadán, el mes de ayuno de los musulmanes, porque tuvo que asistir a la cumbre de la OTAN, en Varsovia.

Etiquetas: