Miércoles 19 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Un país en estado de emergencia

Fecha de publicación: 15-07-16
Algunos de los heridos fueron llevados al interior del hotel Le Negresco, en una de las calles de Niza. Por: EL PAÍS
Más noticias que te pueden interesar

El atentado de Niza no solo ha ocurrido en una fecha tan señalada como la Fiesta Nacional francesa, el 14 de julio, sino también el día mismo en que se anunció que a finales de este mes se va a levantar por fin el estado de emergencia decretado en noviembre del año pasado.

Aquella noche, una oleada de ataques en distintos locales de ocio de París –entre ellos, la sala de conciertos Bataclan– provocó 130 muertos y centenares de heridos. La primera medida que adoptaron las autoridades francesas fue un llamamiento a la población para que se quedara en casa. Pero fue 13 días después, el 26 de noviembre, cuando el Gobierno adoptó la decisión de mayor calado en materia de seguridad, al decretar el estado de emergencia.

Bajo esta medida, las autoridades pueden efectuar registros y aplicar el arresto domiciliario sin previa orden judicial. Asimismo, resulta más complicado organizar manifestaciones callejeras e incluso se prohibió llevar a cabo las marchas convocadas por los ecologistas durante la Cumbre del Clima de París, en diciembre.

Adoptado inicialmente durante tres meses, el estado de excepción se prolongó una primera vez en febrero por tres meses más, y una segunda vez en mayo. Ayer, durante las celebraciones del Día de la Bastilla, la fiesta nacional de Francia, el presidente François Hollande anunció que esta medida caducaría el día 26 de este mes y ya no se renovaría, coincidiendo esta fecha con el fin del Tour de Francia. Anoche el mandatario extendió por tres meses más el estado de emergencia.

La ciudad del departamento de los Alpes Marítimos, según recuerdan los medios franceses, es un importante foco de radicalización, puesto que uno de los grupos más numerosos de yihadistas franceses en Irak y Siria procede de Niza y de su región, hasta el punto que durante la última Eurocopa se instalaron arcos de seguridad en las entradas de la zona en la que los hinchas podían congregarse para ver los partidos en las pantallas gigantes. Una medida que no se tomó en el resto de sedes del campeonato.

El día 5 de este mes se conoció el informe de la comisión parlamentaria encargada de investigar el ataque terrorista al semanario satírico Charlie Hebdo (enero de 2015) y el del 13 de noviembre en París. Los diputados afirmaron en el texto que el Estado francés debería racionalizar sus servicios de información, de los que forman parte una amplia constelación de organismos, y centralizar su coordinación en una sola agencia nacional antiterrorista. La conclusión fue que Francia no estaba preparada para ataques terroristas de gran envergadura. Algo que los hechos se han encargado de demostrar, una vez más, en Niza.

“Se estrelló a toda velocidad contra las personas. Era un caos absoluto”.

Robert Holloway, periodista de AFP, presente en el lugar del ataque.

Etiquetas: