Jueves 20 DE Septiembre DE 2018
Mundo

EE. UU. y Venezuela abren nueva etapa de diálogo

Secretario de Estado del país norteamericano y la Canciller venezolana hablaron sobre revocatorio contra Maduro.

Fecha de publicación: 15-06-16
John Kerry estrecha la mano de Delcy Rodríguez durante la Asamblea General de la OEA en Santo Domingo, Republica Dominicana. Por: AFP
Más noticias que te pueden interesar

Estados Unidos y Venezuela acordaron abrir un diálogo de alto nivel y abordaron la convocatoria de un referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro, en una reunión ayer entre el secretario de Estado John Kerry y la canciller Delcy Rodríguez.

“Conversamos sobre el referendo revocatorio. Tratamos de decirle que (el gobierno) debe responder mostrando apertura y respeto de su propia ley”, refirió Kerry tras el encuentro con Rodríguez al margen de la Asamblea General de la OEA, en Santo Domingo.

En Caracas, Maduro confirmó el inicio de un diálogo bilateral. “Ellos propusieron que iniciemos una nueva etapa de diálogo con nuevos canales de comunicación y un conjunto de encuentros a alto nivel de manera inmediata, y yo le dije a la Canciller: aprobado. Vamos a iniciar esa serie de encuentros de alto nivel, estoy de acuerdo”, dijo el Presidente venezolano.

Las relaciones entre los dos países se encuentran muy deterioradas, sin embajadores desde 2010.

En su reunión, Kerry y Rodríguez acordaron que el subsecretario de Estado, Thomas Shannon, visite Venezuela muy pronto para avanzar en un diálogo bilateral, indicó el diplomático estadounidense.“Creo que es más constructivo dialogar que aislar”, señaló Kerry, al expresar su deseo de que esto lleve a superar “la vieja retórica”.Sobre el revocatorio, Kerry indicó que EE.UU. “simplemente apoya un proceso constitucional”. “La oposición tiene derechos de acuerdo con su Constitución”, enfatizó.

La oposición venezolana intenta celebrar un referendo para revocar a Maduro este año, pero el oficialismo ha declarado que será imposible hacerlo antes de 2017, y presentó una demanda judicial al proceso. Si el referendo se hace en 2016 y Maduro pierde, se convocará a elecciones. Pero si se celebra en 2017, el periodo de gobierno (2013-2019) sería completado por el Vicepresidente, designado por el mandatario.

La Asamblea General se celebra a pocos días de que el Consejo Permanente de la OEA se reúna el 23 de junio en Washington para debatir la crisis política e institucional de Venezuela, en una sesión extraordinaria solicitada por su secretario general, Luis Almagro. El gobierno de Venezuela intenta asegurarse al menos 18 votos a favor de los 34 países firmantes de la Carta Democrática, con los que bloquearía las medidas que prevé esa instancia, dijo un funcionario diplomático.

La Carta Democrática Interamericana es un mecanismo de la OEA que se puede aplicar en caso de alteración o ruptura del hilo democrático y constitucional en alguno de sus Estados miembro. Puede autorizar el inicio de gestiones diplomáticas para promover la “normalización de la institucionalidad democrática” o, en caso extremo, suspender al país de la OEA.

Demanda oficialista

La coalición opositora venezolana Mesa de Unidad Democrática (MUD) advirtió ayer que si el gobierno usa el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para frenar el referéndum contra el presidente Nicolás Maduro, el país podría entrar en una etapa de “turbulencia”.

“Si el Gobierno usa el TSJ para frenar el referendo revocatorio, Venezuela entraría en zona de turbulencia. Hay que estar preparado para hacer respetar la voluntad del pueblo venezolano”, dijo a la prensa el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba.

El opositor respondió así al recurso de amparo que presentó el lunes el oficialismo ante el TSJ, alegando que se presentaron firmas falsas para solicitar el referéndum y eso conlleva acciones penales. –DPA

Cambio de estrategia preocupados

> Michael Shifter, presidente del centro de análisis Diálogo Interamericano, opinó que “Washington está debidamente preocupado por la dramática desestabilización del país, pero se da cuenta de que si va más allá de reafirmar principios básicos (…) podría ser juzgado como intervencionista”. “De cara a la crisis humanitaria en Venezuela, Kerry no puede quedarse callado, pero tampoco puede ir demasiado lejos”, dijo Shifter a la AFP.  –AFP

Etiquetas: