Domingo 18 DE Noviembre DE 2018
Mundo

Joven de origen guatemalteco entre las víctimas del ataque en Orlando

Fecha de publicación: 13-06-16
Mercedez Marisol Flores fue una de las víctimas del ataque al club, en Orlando. Por: Redacción/ agencias
Más noticias que te pueden interesar

Por medio de la red social de Twitter, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala confirmó que entre las víctimas del ataque al club Pulse, en Orlando, se encuentra la joven de origen guatemalteco Mercedez Marisol Flores, nacida en Nueva York e hija de un migrante chapín.

Según la agencia de noticias “Associated Press”, Mercedez Marisol Flores iba al club nocturno Pulse casi todos los fines de semana, a menudo con su mejor amiga, Amanda Alvear, dijo ayer su cuñada. Ambas mujeres perdieron la vida en la masacre.

“Ella era muy sociable”, dijo Nancy Flores de Mercedez Marisol. “Tenía muchas amistades. Solían reunirse siempre en el Pulse”.

Nacida en Queens, Nueva York, Flores, de 26 años, se cambió a Florida cuando era niña, dijo la cuñada. Trabajaba en Target y estudiaba en el Valencia College, un colegio comunitario local.

Quería convertirse en organizadora de fiestas para coordinar eventos con sus dos hermanos mayores, quienes son DJ.

Flores y Alvear habían enviado mensajes desde el club nocturno mediante la aplicación de Snapchat, antes de la masacre.

La familia de Flores pasó horas esperando en el centro médico Regional de Orlando, después en una zona especial en un hotel cercano. Alguien vino y leyó los nombres de las víctimas que continuaban hospitalizadas o que fueron dadas de alta. El nombre de Mercedez Flores no estaba en esa lista.

No fue sino hasta las primeras horas de ayer que el padre de ella recibió una llamada de la jefatura de Policía, en la que le informaban que su hija había muerto, dijo Nancy Flores.

Leer nota relacionada >> Víctima graba momentos antes de ser asesinada en el interior del club Pulse

Un mensaje de Alvear transmitido por Snapchat mostraba un club lleno de personas que se divertían, luces intermitentes y música estridente. Después en un video de Alvear se escuchan disparos en el fondo.


“Me duele tanto porque es una hija, son 26 años que estuvo a la par con nosotros, no es fácil.(…) Perdono al muchacho que hizo esto porque no puedo llevar ese odio en mi vida”.

 

César Flores, migrante de origen guatemalteco.

Etiquetas: