Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Gobierno de Temer hará recorte de gastos públicos

El nuevo gobierno repudió las críticas de Venezuela, Cuba, Bolivia y Unasur, y los acusó de propagar “falsedades” sobre el proceso de suspensión de Dilma Rousseff.

Fecha de publicación: 14-05-16
Michel Temer (izquierda) habla con el titular de la cartera de Economía, Henrique Meirelles, durante la primera reunión de ministros en el Palacio de Planalto. Por: DPA/AFP
Más noticias que te pueden interesar

El gobierno interino de Michel Temer anunció un “cambio de rumbo” para combatir “la peor crisis económica en la historia de Brasil”, en su primer día al mando del gigante sudamericano.

El presidente interino, que permanecerá en principio seis meses en el cargo mientras el Senado juzga a la suspendida mandataria Dilma Rousseff, realizó ayer su primera reunión de Gabinete.

Al término del encuentro fueron informados los lineamientos que pautarán la política económica de la nueva gestión, aunque no fueron anunciadas medidas concretas.

Además del recorte de gastos, que incluye un estricto control de las cuentas públicas, el fin de privilegios tributarios de los que gozan algunos sectores empresariales y un “peine fino” en contratos públicos, el equipo de Temer no descarta la reactivación de algunos impuestos con el fin de aumentar los ingresos y equilibrar las cuentas públicas.

También se ratificó que los programas sociales que fueron la marca de los Gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT), y que rescataron a unos 40 millones de personas de la miseria, serán “mantenidos, ampliados y mejorados” pero aclaró que todos serán sometidos a auditorías.

En su primera rueda de prensa como ministro de Hacienda, Henrique Meirelles señaló que las medidas que anunciará el Gobierno tienen como objetivo fundamental revertir la trayectoria “insostenible” de crecimiento de la deuda pública.

Este es el “principal problema” responsable por la crisis económica del país, dijo Meirelles, quien explicó que no se harían ayer anuncios concretos porque se están analizando los informes y datos relativos al Gobierno suspendido. Agregó que confía en que el Congreso apoye las medidas y la población las comprenda.

Por otro lado, Temer afirmó en su primera entrevista como jefe de Estado a la revista Época que “con la ayuda de todos, quiere encarrilar al país en estos dos años y siete meses”. “Quiero que al dejar la presidencia, me miren y por lo menos digan ‘Este tipo ordenó el país’”.

“No voy a hacer milagros en dos años”, admitió Temer, al evidenciar su deseo de permanecer en el poder hasta fines de 2018.

Pero para eso, Rousseff deberá ser destituida definitivamente del cargo.

Relegada al Palacio de Alvorada, la residencia oficial, la primera mujer presidenta de Brasil convocó ayer a la prensa extranjera para denunciar al “gobierno ilegítimo” de Temer.

Su destitución transitoria es el fruto de una conspiración orquestada entre el Congreso y las elites tradicionales, explicó Rousseff y anticipó que se mantendrá activa políticamente para defender su posición ante la sociedad.

Informante de EE. UU.

El presidente interino Michel Temer fue informante en 2006 del entonces cónsul general de Estados Unidos en Brasil, Christopher J. McMullen, cuando era diputado federal, según reveló ayer WikiLeaks a través de su cuenta en Twitter. Temer habría dicho al diplomático que el desempeño del entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) era decepcionante y que la situación ofrecía una oportunidad para que su Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) lanzara un candidato propio en las siguientes elecciones, que se realizaron en 2006. –DPA

 


“Brasil tiene hoy un gobierno provisorio, interino y una presidenta electa por 54 millones. Hay un gobierno interino e ilegítimo desde el punto de vista de los votos. Lucharemos para volver”.

Dilma Rousseff, mandataria suspendida del cargo.

Etiquetas: