Miércoles 14 DE Noviembre DE 2018
Mundo

Rousseff promete luchar por su mandato tras ser suspendida del cargo

El nuevo presidente interino, Michel Temer, asume y ofrece mantener programas sociales, además de llamar al diálogo.

 

Fecha de publicación: 13-05-16
Por: DPA/AFP
Más noticias que te pueden interesar

La presidenta de Brasil Dilma Rousseff fue apartada ayer en forma provisional por el Senado, y su vice Michel Temer asumió el cargo de forma interina con la promesa de llevar adelante un “Gobierno de salvación nacional”.

La mandataria fue separada del cargo por la cámara alta por un plazo máximo de seis meses, durante los cuales será sometida a un juicio político.

La votación, de más de 20 horas de duración, comenzó en la mañana del miércoles y prosiguió hasta las primeras horas de ayer. En el sufragio, 55 senadores se manifestaron a favor de abrir el juicio contra Rousseff, y 22 votaron en contra.

Se trata de una derrota contundente del Gobierno, puesto que el número de votos favorables al impeachment superó el número mínimo necesario, de 41 votos.

Además, superó los 54 que se necesitan como mínimo en una última sesión del Senado, en la que se definirá si se absuelve o se condena a Rousseff al destierro.

Mientras se desarrolla el juicio, y por un plazo máximo de 180 días, la Presidenta podrá permanecer en su residencia oficial, el Palacio de la Alvorada, y podrá seguir contando con el apoyo de un equipo de auxiliares, el vehículo oficial y una aeronave de la Fuerza Aérea.

La Presidenta abandonó ayer su despacho, que ya había vaciado en la víspera. En la antesala de su oficina la esperaban sus ministros, que fueron apartados de sus cargos por la mañana, auxiliares, funcionarios y algunos militantes que la recibieron al grito de “Dilma, guerrera de la patria brasileña”.

Antes de ceder su oficina al presidente interino Michel Temer, la mandataria se dirigió al país.

“A los brasileños que se oponen al golpe, sean del partido que sean, les hago un llamado, manténganse movilizados, unidos y en paz”, dijo desafiante.

La mandataria se mostró emocionada pero firme al pronunciar su discurso, en el que aseguró: “Jamás dejaré de luchar”. Rousseff, quien lucía de buen semblante, rememoró la época en la que fue presa política y sufrió torturas, en la década de los setenta.

“Ya sufrí el dolor de la tortura, ahora sufro una vez más el dolor inefable de la injusticia. Lo que más duele es la injusticia. Soy víctima de una farsa jurídica y política”, dijo la exguerrillera, quien combatió la dictadura militar (1964-1985).

Rousseff durante su discurso ayer, en el palacio de Planalto.

Rousseff durante su discurso ayer, en el palacio de Planalto.

La mandataria volvió a negar que haya cometido delito de responsabilidad del que se le acusa, por haber practicado maniobras contables que permitieron maquillar el estado de las cuentas públicas y de haber abierto créditos extraordinarios sin pedir aval del Congreso.

Al dejar  Planalto, Rousseff fue recibida por su antecesor y padrino político, Luiz Inácio Lula da Silva, y millares de militantes del Partido de los Trabajadores y movimientos sociales. En las afueras del monumental edificio donde trabajó los últimos cinco años y medio, Dilma repartió abrazos, apretones de mano, recibió flores, globos y palabras de aliento. Después subió al auto y se retiró a la residencia presidencial de Alvorada, donde concentrará las operaciones de su defensa.

Consignas como “¡Dilma, guerrera, del pueblo brasileño!” y “¡Golpistas, fascistas, no pasarán!” sonaron con fuerza dentro y fuera de Planalto.

Mandatario interino y nuevo Gabinete

Poco después de que la Presidenta fuera notificada formalmente sobre su alejamiento, Temer recibió la notificación oficial sobre su condición de presidente en ejercicio con plenos poderes. Temer anunció entonces, por medio de su oficina de prensa, el nombre de 24 ministros que fueron investidos por la tarde.

Como era esperado, el “hombre fuerte” de su Gobierno, el titular de Hacienda, es Henrique Meirelles, expresidente del Banco Central durante el gobierno de Lula da Silva (2003-2010).

El “núcleo duro” de su Gabinete está integrado, además, por el ministro de Relaciones Exteriores, José Serra, quien integra el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que fue el mayor opositor del gobierno de Rousseff.

Michel Temer prometió ayer a los brasileños recuperar la credibilidad del castigado país y rescatarlo del abismo económico, en su discurso inaugural tras la suspensión de la mandataria.

El ex ‘vice’ de Rousseff –devenido en su enemigo– ofreció palabras de esperanza a los brasileños y pidió confianza en la capacidad de la mayor economía latinoamericana para superar la peor recesión en décadas.

“Es preciso recuperar la credibilidad de Brasil en el escenario nacional e internacional”, y adoptar medidas que corten el gasto público y atraigan inversiones para combatir la elevada inflación y el creciente desempleo, dijo Temer, un astuto y discreto abogado constitucionalista de 75 años, experto en los corredores del poder.

“Al Estado le compete cuidar de la salud, la educación y la seguridad, cosas que no pueden salir de la órbita pública. El resto debe ser competencia de la iniciativa privada”, afirmó.

Michel Temer asumió como presidente interino, en Brasilia.

Michel Temer asumió como presidente interino, en Brasilia.

Temer propuso un “Gobierno de salvación nacional” que permita “unir y pacificar al país”. “Es urgente pacificar la Nación y unificar a Brasil. Es urgente hacer un Gobierno de salvación nacional con la participación de partidos políticos, líderes, entidades organizadas y el pueblo brasileño”, afirmó. “El diálogo es el primer paso para que podamos retomar el crecimiento económico”, señaló, y añadió que la primera palabra que quiere transmitir a los brasileños es “confianza”.

Se comprometió a mantener todos los programas de ayuda social impulsados por los gobiernos del PT, y a mantener y fortalecer la operación Lava Jato de la Policía Federal, que investiga la trama de corrupción en Petrobras, en la que están involucrados varios correligionarios suyos en el PMDB.

Urgencias

> Michel Temer enfrenta una ola de problemas, casi los mismos que condujeron a la agonía del gobierno del PT y la traumática destitución de Dilma Rousseff.

> Para Lincoln Secco, historiador de la Universidad de São Paulo, tendrá una dificultad adicional e inédita: Rousseff. “Temer tendrá la sombra de la Presidenta como una presión para que su gobierno tenga resultados rápidos”, dijo el académico, para quien la falta de legitimidad que dan las urnas podría entorpecer su tarea (Rousseff cayó tras ser votada por más de 54 millones de personas).

> Debora Messenberg, especialista en sociología política de la Universidad de Brasilia, afirma que “hay un gran recelo de que una serie de avances de los últimos años de los gobiernos del PT, avances sociales, derechos laborales vayan a retroceder”.

> Tal vez la mayor esperanza del “gobierno Temer”: pasar de un modelo de mayor intervención en la economía a uno de sesgo liberal. El país tendrá que moverse rápido para minimizar el daño en momentos en que se encamina a su primer bienio recesivo desde la década de 1930, y a su mayor pérdida de riqueza en un siglo.

> La corrupción en Petrobras, una gigantesca confabulación de empresarios y políticos que desvió miles de millones de dólares de la empresa estatal, golpeó de lleno al partido que preside, el centrista PMBD. Pero el lodo del “Petrolao” no lo tocó, aunque su nombre fue mencionado en algunas de las declaraciones. –AFP

3

De los nuevos miembros del Gabinete de gobierno están implicados en la pesquisa por corrupción al interior de la petrolera estatal Petrobras.

“No cometí crimen de responsabilidad, no hay denuncias en mi contra, no tengo cuentas en el exterior. Soy una persona honesta”.

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil.

Etiquetas: