Martes 21 DE Mayo DE 2019
Mundo

Vicepresidente señalado de nexos con presunto capo

Una publicación de “El Faro”, revela una sociedad entre empresario relacionado al cartel de Texis y vicemandatario.

Fecha de publicación: 06-04-16
Imagen de marzo de 2014, cuando Salvador Sánchez Cerén, izquierda, recibe su credencial de presidente junto a Óscar Ortiz, vicepresidente. Por: DPA/Con información de El Faro

El vicepresidente salvadoreño, Óscar Ortiz, fue señalado ayer como socio en la junta directiva de una empresa de José Adán Salazar Umaña, conocido como Chepe Diablo, y a quien Washington vincula con el narcotráfico internacional, según investigación realizada por el diario digital El Faro (elfaro.net).

Investigaciones nacionales, de la Policía local y de la Fiscalía vincularían al empresario Salazar Umaña con el llamado cartel de Texis, que presuntamente habría traficado drogas hacia Estados Unidos, aunque nunca ha sido enjuiciado en El Salvador ni reclamado por Estados Unidos.

El diario indica al actual vicepresidente salvadoreño como socio con Salazar Umaña en Desarrollos Montecristo S.A. de C.V., junto a un tercer integrante, Rogelio Antonio Cervantes. Según su acta de fundación, Montecristo se dedica a la “compraventa de inmuebles para desarrollo urbanístico, (…) consolidar alianzas estratégicas con otras empresas nacionales o extranjeras destinadas al turismo, y (…) establecer agencias de viajes dentro y fuera del país, operación de hoteles y centros de convenciones y todo lo relacionado a la comercialización de la rama turística”. También puede “dar y tomar dinero a mutuo con o sin intereses y garantizar sus obligaciones con prenda e hipoteca de los bienes sociales de cualquier sistema financiero nacional o extranjero”.

La empresa ha comprado y vendido terrenos en la isla Montecristo, ubicada en la zona costera del oriente del país, en las cercanías de la bahía de Jiquilisco.

Oficialmente el vicepresidente salvadoreño no ha dado opinión, pero cuando fue consultado por El Faro sobre su relación comercial con Salazar Umaña, el vicepresidente señaló que hay “temas de interés” más importantes en el país y que él no tiene que aclarar su relación debido a que no hay nada ilegal en ella. “¿Acaso lo han condenado?”, preguntó Ortiz. “¿Qué tiene de ilegal eso, pues? ¿Tenés alguna cuestión ilegal?”, dijo.

Actualmente el vicepresidente es el encargado presidencial de las acciones que el Gobierno está emprendiendo contra la delincuencia local que mantiene a El Salvador como uno de los países más peligrosos del mundo con una tasa de homicidios de 104 por cada 100 mil habitantes.

En la lista

En noviembre de 1999, medio año antes de la fundación de Desarrollos Montecristo en El Salvador, el Congreso estadounidense en Washington aprobó la Ley de Designación de Capos Internacionales del Tráfico de drogas. Hasta 2014, la Casa Blanca, bajo las administraciones Bush y Obama, colocó en la lista de capos a cien individuos y grupos, entre ellos los carteles de Sinaloa, el Golfo y la Familia Michoacana. En 2014, después investigaciones realizadas en 2013, Barack Obama añadió a la lista, el de José Adán Salazar Umaña a quien el Departamento del Tesoro estadounidense califica como “capo internacional de la droga”.

Chepe Diablo, ha sido, presidente de la primera división del fútbol salvadoreño y mecenas del Club Deportivo Metapán. –La Prensa Gráfica/El Faro