Martes 18 DE Junio DE 2019
Mundo

Isis amenaza de nuevo: “Lo que viene será mucho peor”

Yihadistas afirman que tienen 400 terroristas listos para atacar en cualquier parte de Europa.

Fecha de publicación: 25-03-16

Como un patrón ya establecido por el yihadismo, dos de los terroristas suicidas que atentaron el martes en Bruselas, Bélgica, dejando 31 muertos y centenas de heridos, son hermanos. Los kamikazes fueron identificados como Ibrahim y Khalid Bakraoui, según la fiscalía belga.

Khalid se inmoló en la estación de metro de Maelbeek e Ibrahim, en el aeropuerto de Zaventem.

Estos dos hermanos belgas, delincuentes comunes, pero no fichados por terrorismo, están vinculados con la célula terrorista de los atentados de París. Khalid había alquilado el apartamento en el que se había escondido Saleh Abdeslam, detenido hace cinco días. Luego una fuente policial indicó a la agencia AFP que el tercer atacante suicida era Najim Laachraoui, de quien se cree era el artificiero del grupo.

La policía publicó el martes la imagen captada por las cámaras de seguridad del aeropuerto en las que se ve a tres hombres.

Amenazas

El grupo terrorista Estado Islámico (Isis) difundió ayer un comunicado donde amenazó a países que integran la coalición que realiza maniobras militares en Irak y Siria contra los yihadistas.

El texto, divulgado en las redes sociales en árabe, francés e inglés, promete “días oscuros” para los aliados contra el Isis y amenazó que “lo que viene será peor”.

Tras perder terreno en Siria e Irak, los yihadistas adoptaron una nueva estrategia: Entrenar a, al menos, 400 combatientes para que ataquen a Europa en oleadas de atentados letales, emplazando células terroristas como las que atacaron Bruselas y París, según autoridades belgas.

Al adjudicarse la responsabilidad del atentado en Bruselas, el Isis describió una “célula secreta de soldados” enviada a la capital belga para ese propósito. La existencia de dichas células fue confirmada por Europol, la agencia policial europea que dijo en un informe a finales de enero que las autoridades de inteligencia creían que el grupo había “desarrollado un mando de acción externa entrenado para efectuar ataques al estilo de fuerzas especiales”.

Los funcionarios, entre los que hay autoridades de inteligencia europeos e iraquíes, describieron campamentos en Siria, Irak y en el antiguo bloque soviético, donde los agresores son entrenados para que ataquen a Occidente.