Sábado 17 DE Noviembre DE 2018
Mundo

Bomba que no estalló en el aeropuerto de Bruselas era la más potente

Fecha de publicación: 23-03-16
Más noticias que te pueden interesar

Bruselas, 23 mar (dpa) – La bomba que no estalló durante los ataques del martes en el aeropuerto de Bruselas era la más potente de las que los atacantes habían preparado, dijo hoy el fiscal general belga, Frederic Van Leeuw.

La bomba fue abandonada por un sospechoso que escapó y que todavía se encuentra prófugo. “Su bolsa contenía la carga explosiva más significativa”, explicó el fiscal.

“Poco después de la llegada de la unidad de artificieros del Ejército, la bolsa estalló debido a la gran inestabilidad de los explosivos”, contó Van Leeuw. “Afortunadamente no hubo heridos gracias a la profesionalidad de los presentes”, añadió.

Identificados dos de los atacantes suicidas, un tercero sigue prófugo 

Las autoridades identificaron hoy a los hermanos belgas Khalid y Brahim El Bakraoui como dos de los atacantes suicidas del metro y del aeropuerto de Bruselas, mientras que otro de los supuestos terroristas continua prófugo.

Khalid fue el responsable del atentado perpetrado en la estación de metro de Maelbeek y fue identificado por una huella dactilar, mientras que Brahim detonó una de las bombas del aeropuerto. Este último es el hombre que aparecía en el centro en las fotos tomadas que se distribuyeron para su identificación, informó el fiscal general belga, Frédéric Van Leeuw.

El hombre que aparece a la izquierda en esas imágenes no fue identificado todavía, aunque se cree que podría haber muerto en el ataque. Un tercer hombre, que vestía una chaqueta blanca, se encuentra prófugo. “Dejó una bolsa grande (en el aeropuerto) y se marchó antes de las explosiones”, dijo el fiscal. Esa bomba, que no detonó, era la más potente de las preparadas para los ataques.

Según las autoridades, se sigue buscando a una “serie de personas”, aunque no se dieron detalles al respecto.

Los medios belgas apuntaron hoy sobre todo como posible sospechoso a Najim Laachraoui, uno de los supuestos cerebros de los atentados que en noviembre dejaron 130 muertos en París. Durante la mañana la prensa informó de la detención de Laachraoui en el barrio de Anderlecht, pero después la noticia fue desmentida.

En cuanto a los hermanos El Bakraoui, según la prensa ya estaban fichados por la policía por crimen organizado, pero no eran sospechosos de terrorismo.

Al parecer, Khalid El Bakraoui alquiló con una identidad falsa una vivienda en la que se prepararon los ataques de París. También arrendó el piso del barrio bruselense de Forest, donde la semana pasada se produjeron una redada y un tiroteo con la policía. En ese tiroteo murió un presunto terrorista mientras que dos sospechosos lograron escapar.

Fue esa operación la que finalmente desembocó el viernes pasado en el arresto en Bruselas de Salah Abdeslam, considerado instigador de los atentados de París. Sin embargo, por ahora la fiscalía belga se mostró cauta sobre una posible relación entre los atentados de Bruselas y los de París.

Khalid, de 27 años, fue condenado en 2011 a cinco años de prisión por robo de coches con violencia, después de haber sido arrestado en posesión de rifles Kalashnikov, según la agencia de noticias Belga. Su hermano Brahim, de 30 años, fue condenado en 2010 a nueve años de cárcel por haber disparado a un policía con un Kalashnikov durante un atraco, agregó Belga.

Tras la pista proporcionada por un taxista, los investigadores realizaron una redada en el barrio de Schaerbeek, en Bruselas. En una vivienda encontraron 15 kilogramos de explosivos y otro material para la fabricación de bombas, además de una bandera del Estado Islámico, la organización terrorista que reivindicó los atentados.

En un contenedor de basura de ese barrio se localizó una computadora con el testamento de Brahim El Bakraoui. Según el fiscal, El Bakraoui escribió que estaba “en apuros, sin saber qué hacer, siendo buscado por todas partes”. “Ya no se sentía seguro en ninguna parte y aseguraba que si se prolongaba (la situación) se arriesgaba a terminar (…) en una celda”, agregó el fiscal.

Según los medios, el taxista recogió a los tres hombres en una vivienda y los llevó hasta el aeropuerto. Al parecer se quejaron porque habían pedido un vehículo más grande y no se dejaron ayudar con el equipaje.

Las últimas informaciones oficiales cifran el número de víctimas mortales en 31, después de que el martes se hablase de 34, aunque la cifra podría aumentar. El número de heridos asciende a unos 270, según la fiscalía.

Etiquetas: