Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Mundo

Obama en La Habana: «Es un nuevo día» en las relaciones EEUU-Cuba

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró hoy que su reunión con el mandatario cubano Raúl Castro en La Habana marca “un nuevo día” en las relaciones entre los dos países, después de más de medio siglo de ruptura y enfrentamiento ideológico.

Fecha de publicación: 21-03-16
Por: dpa
Más noticias que te pueden interesar

[wonderplugin_gallery id=”102″]

 

“Hace medio siglo, la imagen de un presidente de los Estados Unidos aquí en La Habana hubiera sido inimaginable, pero es es un nuevo día entre nuestros dos países”, dijo Obama en la rueda de prensa conjunta que ofreció junto al presidente Raúl Castro, después de que ambos mandatarios mantuvieran una reunión bilateral en el Palacio de la Revolución de La Habana.

Obama es el primer presidente estadounidense en viajar a Cuba en 88 años. El último en hacerlo fue el repubicano Calvin Coolidge en 1928 y lo hizo a bordo de un barco de guerra.

El mandatario norteamericano explicó que la nueva política de Estados Unidos hacia Cuba está “guiada por un objetivo primordial: avanzar el interés mutuo de ambos países, incluyendo mejorar la vida de los cubanos y estadounidenses”. “Por eso estoy aquí”, añadió Obama.

Obama destacó que “después de cinco décadas muy difíciles” las relaciones entre Washington y La Habana “no se transformarán de la noche a la mañana”.

“Continuamos teniendo importantes diferencias, incluyendo en (materia de) democracia y derechos humanos. Y el presidente Castro y yo hemos mantenido conversaciones muy francas y sinceras sobre estos temas”, añadió el mandatario, quien destacó que tras la reanudación de relaciones bilaterales en julio de 2015 ahora discuten estas diferencias “directamente”.

“Tenemos dos sistemas diferentes de gobiernos, dos economías diferentes. Y tenemos décadas de profundas diferencias, tanto bilateralmente como internacionalmente”, recordó Obama, que se mostró a favor de “moverse para delante, no mirar hacia atrás”

El presidente norteamericano destacó que su gobierno no ve a Cuba “como una amenaza” para Estados Unidos.

“El destino de Cuba no será decidido por Estados Unidos ni por ninguna otra nación. Cuba es soberana y el futuro de Cuba será decidido por los cubanos, no por nadie más”, añadió Obama, que confió en que su visita marque “un nuevo capítulo” en la historia de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

Sin embargo,  Obama subrayó que su gobierno seguirá defendiendo los principios básicos en los que creen, vaya donde vaya.

“Estados Unidos cree en la democracia. Creemos que la libertad de expresión, la libertad de reunión y la libertad de culto no sólo son valores estadounidenses sino valores universales”, señaló Obama.

Para el mandatario norteamericano, “el objetivo del diálogo de los derechos humanos no es que Estados Unidos dicte a Cuba como deben gobernarse ellos mismos, sino asegurarnos de que tenemos una conversación franca y sincera sobre este asunto”.

El mandatario se mostró una vez más a favor de levantar el embargo a Cuba, pero recordó que no depende de él, sino del Congreso de los Estados Unidos, que está en manos de los republicanos.

“El embargo va a acabar”, dijo Obama, quien dijo no saber cuándo se producirá esto, pero se mostró convencido de que ocurrirá tarde o temprano.

“Igual que continúo haciendo un llamado al Congreso para que levante el embargo comercial, he hablado con el presidente Castro sobre los pasos que instamos a que tome Cuba para mostrar que está preparada para hacer más negocios, incluyendo que permita más empresas conjuntas y permita que compañías extranjeras empleen a cubanos directamente”, recalcó Obama.

Etiquetas: