Sábado 22 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Tribunal acepta denuncias contra Rousseff y “Lula”

Mandataria rechaza cualquier relación con un supuesto intento de soborno a Senador oficialista.

Fecha de publicación: 16-03-16
El actual ministro de educación, Aloízio Mercadante, en conferencia de prensa en Brasilia. El funcionario negó haber tratado de sobornar al senador Amaral. Por: DPA
Más noticias que te pueden interesar

Las graves denuncias contra Dilma Rousseff y su antecesor Luiz Inácio Lula da Silva, hechas por el senador oficialista Delcidio Amaral, cayeron ayer como una bomba en el gobierno brasileño, que planea una estrategia para salvar el mandato de la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT). El Supremo Tribunal Federal aceptó las denuncias hechas a la Fiscalía General por Amaral.

Grabaciones de audio y profusa documentación forman parte de las pruebas contra sus correligionarios y también contra líderes opositores, presentadas por el senador del PT, quien se desempeñó hasta noviembre pasado como líder del Gobierno en la Cámara Alta, es decir, interlocutor entre el Ejecutivo y el Senado.

El tenor de sus demoledoras denuncias amenazan con retrasar, o tal vez impedir, la “última carta” que parecía estar dispuesto a jugar el gobierno para evitar la destitución de Rousseff y salir de la parálisis política que viene agravando la crisis económica.

Según anticipó el diario O Globo, Lula ya había decidido aceptar la oferta de Rousseff para asumir un ministerio con “superpoderes”, con el fin de ayudarla a librarse del proceso con miras a su destitución que se tramita en la Cámara Baja.

No obstante, las acusaciones de Amaral, realizadas en el marco de un acuerdo de colaboración con la justicia, acercan aún más al exmandatario a la trama de corrupción que operó en Petrobras, y por la cual ya es investigado, fue denunciado penalmente y tiene un pedido de arresto en curso.

Según el senador, Lula y Rousseff no solo estaban al tanto de los fraudes en Petrobras, sino que además actuaron para entorpecer las investigaciones ofreciendo sobornos para callar posibles “delatores” o usando su poder para interferir en las investigaciones y en el Poder Judicial.Las declaraciones de Amaral fueron aceptadas ayer por el Supremo Tribunal Federal y divulgadas en forma íntegra a la prensa.

Amaral, quien perteneció al principal opositor del actual gobierno, el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), antes de afiliarse al PT, fue encarcelado en noviembre y permaneció en prisión por casi tres meses. El arresto ocurrió a partir de que fuera grabado intentando sobornar a través de terceras personas a un exdirector de Petrobras, que está preso, para que no involucrara a un amigo de Lula en la trama de corrupción en la estatal.

Según el senador, fue el propio Lula quien le pidió que hablara con el hijo del exdirector de Petrobras, Néstor Cerveró, y le ofreciera dinero, un salvoconducto para dejar el país y medidas judiciales a su favor, a cambio de que no mencionara en un eventual acuerdo de colaboración a José Carlos Bumlai, un poderoso empresario amigo personal de Lula.

También se vio fuertemente afectado por las denuncias del actual ministro de Educación, Aloízio Mercadante, político cercano a Rousseff, quien fue grabado intentando comprar el silencio de Amaral.

La tarea de “Lula”

La asunción de Lula como ministro se puede observar desde dos ángulos.

Por un lado, Lula tendría poderes de “superministro” con el fin de emprender dos misiones clave para el Gobierno: reunificar la coalición oficialista, y lograr frenar el avance del proceso que se tramita en la Cámara Baja con miras a destituir a Rousseff. –DPA

Rechaza acusaciones

La presidenta brasileña Dilma Rousseff marcó ayer distancia con el ministro que había contactado a un senador inculpado por el escándalo de Petrobras, y rechazó cualquier relación con un supuesto intento de comprar el silencio del legislador.

Rousseff “repudia con vehemencia e indignación el intento de involucrar su nombre en la iniciativa personal del ministro Aloízio Mercadante”, acusado por el senador Delcidio Amaral de ofrecerle respaldo político y financiero para que no cediera a un acuerdo de delación premiada, indicó un comunicado de la Presidencia. –AFP

Etiquetas: