Lunes 25 DE Marzo DE 2019
Mundo

Rousseff descarta presentar su renuncia

Según las últimas encuestas, un 60 por ciento quiere un juicio político a la Presidenta, y casi igual número, su renuncia.

Fecha de publicación: 12-03-16
Por: AFP/DPA
Más noticias que te pueden interesar

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, descartó ayer la posibilidad de renunciar a su cargo y aseguró, además, que sería “un gran orgullo” tener a su antecesor Luiz Inácio Lula da Silva en su Gabinete, en declaraciones pronunciadas en momentos en que este es investigado por corrupción.

Según versiones de prensa, Lula habría rechazado este nombramiento, pues al entrar en el gobierno en condición de investigado se leería como una confesión de los crímenes que se le atribuyen.

La mandataria izquierdista dio sus declaraciones antes de un fin de semana crucial para su futuro: por un lado, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB, centro) debatirá hoy si se desliga finalmente del gobierno, y por otro, una manifestación opositora saldrá a las calles mañana para pedir la salida de Rousseff.

“No tengo ningún interés en renunciar (…) no me resigno”, afirmó la mandataria en una rueda de prensa, cuya popularidad se ubicó en un 11 por ciento.

Rousseff respondió así al presidente del opositor partido PSDB, Aecio Neves, quien dijo esta semana que en un “gesto magnánimo” Rousseff debía renunciar. “Permita con su renuncia que Brasil inicie una nueva etapa en su historia”, dijo Neves, derrotado por Rousseff en las últimas elecciones presidenciales.

La mandataria enfrenta en el Congreso un proceso de impeachment por el supuesto maquillaje de las cuentas públicas, y además espera que la máxima corte electoral decida sobre la denuncia de financiación ilegal que habría tenido su campaña a la reelección.

Todo esto en momentos en que el país se encamina a su peor recesión en un siglo.

Estrategias

Según analistas, el partido aliado PMDB, al cual pertence el vicepresidente de la República, Michel Temer, planea no romper de forma inmediata con el Gobierno, pero decretar la “independencia” de los legisladores, que tendrán libertad para votar según sus criterios, tanto la eventual destitución de Rousseff como cualquier otra medida.

Otro aspecto contemplado en la propuesta es unir fuerzas en torno al Vicepresidente de la República, y mostrarlo como la única persona capaz de unificar al país en caso de la destitución de Rousseff.

Los episodios ante la justicia de Lula, ícono de la izquierda brasileña y fundador del Partido de los Trabajadores (PT), dan una nueva dimensión a la crisis.

Incertidumbre

Brasil aguarda con expectativa y temor las protestas contra el Gobierno de Dilma Rousseff,  y su antecesor Luiz Inácio Lula da Silva.  La aprensión es tal, que el diputado del PT Paulo Pimenta llegó a decir ayer que el fiscal Cássio Conserino, autor de la denuncia penal contra Lula, será “corresponsable” por “cualquier cosa grave” que suceda mañana. –DPA


“Nadie tiene derecho a pedir la renuncia de un cargo de Presidente legítimamente electo sin dar pruebas de que haya violado la Constitución”.

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil.

Etiquetas: