Martes 25 DE Septiembre DE 2018
Mundo

El Salvador no ve otro camino contra pandillas que la “guerra”

“No hay espacio para diálogo, no hay espacios para treguas”, manifestó el presidente Salvador Sánchez Cerén.

Fecha de publicación: 08-03-16
Más noticias que te pueden interesar

San Salvador. El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, dijo hoy que en su país “no queda otro camino” para combatir a las pandillas que la “guerra”, y que en su Gobierno “no hay espacio para diálogo” o para “treguas”.

Esta declaración surgió en una conferencia de prensa que el mandatario, junto a parte de su gabinete de Seguridad, dio para informar sobre la masacre de once personas ocurrida el pasado 3 de marzo al noreste de la capital, perpetrada por miembros de la Mara Salvatrucha (MS13).

Aseguró que en El Salvador, a pesar de que existe un registro de masacres de varios años, “no había sucedido un asesinato de estas dimensiones” y que este tipo de hechos “no han sido tolerados” por el Gobierno, que busca que “no queden impunes”.

“Todas las medidas (en seguridad) que hemos tomado van en el sentido de combatirlos (a los pandilleros), aunque algunos digan que estamos en una guerra, pero no queda otro camino, no hay espacio para diálogo, no hay espacios para treguas, no hay espacios para entenderse con ellos”, sentenció el mandatario.

Para el jefe de Estado, la principal preocupación es que “nos enfrentamos a bandas criminales que han perdido todo sentido de un ser humano y que están actuando con irracionalidad”.

Sanchéz Cerén sostuvo que la estrategia de seguridad que el Ejecutivo aplica, basada en el plan El Salvador Seguro, “está dando resultados”, a pesar de que los asesinatos registrados hasta el 6 de marzo pasado sobrepasan en un 113,5 % a los del mismo lapso de 2015.

Aseguró que no se puede “cambiar de la noche a la mañana un problema estructural, un problema que viene desde hace años” que “no se ha logrado derrotar con diferentes tácticas” como la “Mano Dura” o la tregua entre pandillas, acompañada por el anterior Gobierno.

“Nosotros estamos haciendo lo que creemos nos va a dar resultados y es evidente en la reacción de las pandillas; si nosotros no estuviéramos actuando sobre ellas (…) ellos estuvieran tranquilos y estuvieran disminuidos los homicidios”, expuso el gobernante.

Agregó que los resultados de su “estrategia de largo plazo” se ven en 10 de los municipios más violentos donde “está permanentemente la Policía” y que “la idea es recuperar totalmente el control en esas zonas”.

El jefe de la Policía, Howard Cotto, reveló recientemente que en estas localidades fueron perpetrados 188 homicidios y en febrero 145, lo que significan una reducción del 22,8 %.

Empero, pese a esta reducción, las muertes violentas registradas en este conjunto de municipios solo representan cerca del 24 % de los 1.399 asesinatos de enero y febrero.

Estas municipios son San Salvador, Ciudad Delgado (noreste), Zacatecoluca (sureste), Santa Ana (noroeste), Sonsonate (oeste), Soyapango (este), Jiquilisco (sureste), Cojutepeque (este), Mejicanos (norte) y Colón (oeste).

Ante “el hecho de que se ha establecido una escalada (de asesinatos), lo que necesitamos es adoptar otras medidas, pero no un cambio de estrategia”, sentenció Sánchez Cerén.

TOMADO DE ELCOMERCIO

Etiquetas: