Miércoles 14 DE Noviembre DE 2018
Mundo

Crisis en proceso de paz tras mitin de las FARC

El Gobierno colombiano y la guerrilla discuten actualmente sobre el alto el fuego definitivo y la deposición de las armas por parte de las FARC, últimos aspectos para terminar con una confrontación de más de cinco décadas.

 

Fecha de publicación: 20-02-16
El jefe del equipo negociador de las FARC, alias Iván Márquez es escoltado por un insurgente armado en El Conejo, La Guajira. Joaquín Gómez justificó la escolta de guerrilleros por razones de seguridad. Por: AFP/DPA
Más noticias que te pueden interesar

Un mitin de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con guerrilleros armados desató una crisis en el proceso de paz para Colombia, en su recta final tras el compromiso de sellar antes del 23 de marzo un acuerdo final tras medio siglo de conflicto armado.

El presidente Juan Manuel Santos lanzó ayer un ultimátum a la guerrilla para sellar la paz en las próximas cinco semanas. “Ya hemos discutido lo suficiente”, dijo Santos desde Manaure (La Guajira), a 160 km del pueblo El Conejo, donde en la víspera el jefe negociador de las FARC en las pláticas de paz en Cuba, Iván Márquez, encabezó un acto político para difundir su visión del proceso de paz.

La aparición en público de Márquez, junto a otros dirigentes de guerrilla y rebeldes armados, llevó a Santos a ordenar la suspensión de los viajes a Colombia de los delegados guerrilleros en Cuba y a organizar el regreso inmediato a la Isla de los negociadores que estén en territorio colombiano.

“El pueblo colombiano quiere y exige definiciones ya para recuperar su confianza en el proceso”, agregó el mandatario.

Mientras tanto, desde La Habana, la guerrilla invitó ayer al Gobierno a “sortear de manera concertada” la “injustificada polémica”.

“El momento actual (…) exige de los principales protagonistas del proceso la firme decisión de sortear de manera concertada cualquier obstáculo que pueda presentarse en el camino de la solución política”, señalaron las FARC en un comunicado.

“Tras el manido argumento del proselitismo armado, se pretende imponer el aislamiento de nuestra delegación y la prohibición de interactuar con los distintos sectores de la sociedad interesados en conocer los desarrollos del proceso”, agregó el grupo armado, que invitó al Gobierno “a trabajar para superar este ‘impasse’”.

El gobierno de Santos autorizó el año pasado que los negociadores de las FARC viajaran a Colombia para explicar en los campamentos guerrilleros los pactos alcanzados en el proceso de paz que adelantan en La Habana desde hace más de tres años.

“No solamente violaron las reglas y los protocolos, sino que es un duro golpe a la confianza depositada en la negociación y a la confianza de los colombianos en el proceso”, enfatizó el mandatario, quien subrayó que “bajo ningún motivo y bajo ninguna circunstancia” permitirá manifestaciones políticas con armas.

“Pueden estar tranquilos los habitantes de la Guajira y de todo Colombia: no habrá guerrilleros paseándose armados por las calles de ningún municipio”, agregó.

Opiniones

La visita de la delegación de las FARC produjo reacciones encontradas en la clase política. El senador Armando Benedetti, del oficialista Partido Social de Unidad Nacional, se apartó de las críticas y dijo que ese ingreso de los guerrilleros a Conejo es muy diferente a lo que ocurría cuando las FARC ocupaban pueblos a sangre y fuego.–DPA

Líneas rojas

El presidente Juan Manuel Santos destacó cuatro “líneas rojas” que consideró “no negociables” sobre los puntos pendientes de negociación. “De no ser así, los colombianos entenderemos que las FARC no estaban preparadas para la paz”, subrayó.

Según el mandatario, los puntos son: el mecanismo de refrendación de los acuerdos, un cese al fuego definitivo, la dejación de armas por parte de las FARC y a acordar un sistema de elección de los magistrados del Tribunal Especial de paz que juzgará los crímenes cometidos durante el conflicto armado. –AFP

Etiquetas: