Miércoles 17 DE Julio DE 2019
Mundo

Assange pide a Reino Unido y Suecia que acepten dictamen

La fiscalía sueca quiere interrogar lo por una presunta violación cometida en 2010, que él niega.

Fecha de publicación: 06-02-16
El fundador de WikiLeaks muestra el dictamen de los juristas de la ONU. Algunas personas hacían guardia ante la embajada ecuatoriana por la posibilidad de que Assange la abandonara.
Por: DPA/AFP

Un grupo independiente de juristas internacionales de Naciones Unidas calificó ayer como “detención arbitraria” la situación del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, quien vive desde junio de 2012 como refugiado en la embajada de Ecuador en Londres para evitar su extradición a Suecia. Assange instó al Reino Unido y Suecia a acatar el dictamen.

“Esta es una victoria innegable”, dijo Assange desde el balcón de la embajada, en una de sus muy escasas apariciones públicas en los más de tres años y medio que lleva recluido.

“Todo este proceso me ha endurecido y puedo encajarlo. Pero, ¿qué derecho tiene este gobierno, o el gobierno estadounidense, o el sueco, a negarle a mis hijos el derecho a ver a su padre?”, se preguntó.

Antes, participó por video en una conferencia de prensa en la que tildó de “insultante” la reacción del ministro de Exteriores británico Philip Hammond, quien tachó de “ridículo” el dictamen del grupo de trabajo sobre detención arbitraria de la ONU.

Londres insistió en que el dictamen “no cambia nada” y calificó a Assange como “prófugo de la justicia”. Además, el Ministerio del Exterior británico agregó que la decisión de los juristas no modificará la actuación de las autoridades del país.

Mientras, el director del departamento legal en el Ministerio sueco de Asuntos Exteriores, Anders Rönquist, afirmó que “el Señor Assange decidió libremente permanecer en la embajada de Ecuador y las autoridades suecas no tienen influencia alguna sobre su decisión de estar allí”. “Es decisión del señor Assange abandonar la embajada en cualquier momento”, escribió el en respuesta al grupo de juristas de la ONU.

El Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias llamó a los gobiernos de los dos países a procurar que Assange pueda moverse libremente. Además, consideran que debe recibir una indemnización por su exilio forzado en la embajada de Ecuador en Londres a partir de junio de 2012, y por la detención y el arresto domiciliario que había sufrido anteriormente desde diciembre de 2010. Una portavoz de la fiscalía sueca recordó un fallo emitido en mayo de 2015 por la Corte Suprema de Suecia, que “decidió, después de examinar los hechos del caso, que Julian Assange tiene que ser detenido”.

Persecución

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, señaló que “es tiempo de que ambos gobiernos (Reino Unido y Suecia) corrijan su error, que permitan la libertad de Julian Assange, que cesen la arbitrariedad de su detención y que además resarzan el daño provocado a este hombre”. “Es una evidente persecución política, queda absolutamente demostrado”, agregó.

El australiano siempre temió que Suecia fuera solamente una escala hacia un destino final en Estados Unidos, cuyo gobierno estaría deseando detenerlo por haber publicado documentos confidenciales sobre las guerras de Irak y Afganistán, así como cables privados de las embajadas estadounidenses con afirmaciones muy poco diplomáticas. El hombre que le proporcionó muchos de esos documentos, el soldado Chelsea Manning, cumple por ello una condena de 35 años de cárcel. –AFP