Miércoles 24 DE Abril DE 2019
Mundo

México: proceso de extradición de “el Chapo” podría demorar un año

Un juez concedió un amparo que suspende provisionalmente el proceso de extradición del capo.

Fecha de publicación: 12-01-16
Imagen de video muestra un momento del operativo de recaptura de el Chapo, realizado por los militares mexicanos en Los Mochis. Por: AFP/DPA

El proceso de extradición a Estados Unidos del poderoso narcotraficante mexicano Joaquín el Chapo Guzmán podría tardar al menos un año, informaron funcionarios mexicanos, mientras el capo permanece recluido en la misma cárcel de la que se fugó en julio.

“Por lo menos un estimado que yo podría dar puede ser de un año en adelante”, dijo ayer a Radio Fórmula José Manuel Merino Madrid, director de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República (fiscalía). El funcionario señaló que algunos procesos de extradición incluso han tardado entre cuatro y seis años.

El proceso de extradición inició formalmente el domingo, cuando agentes de Interpol México acudieron al penal del Altiplano para ejecutar formalmente dos órdenes de captura en contra de Guzmán, acusado de narcotráfico en media docena de distritos de Estados Unidos.

El día de la captura del capo, un juez le concedió dos amparos , uno de ellos explicitamente para suspender el proceso de extradición a Estados Unidos.

El juzgador concedió un amparo contra cualquier intención jurídica de sacar al “quejoso del país, deportado y extraditándolo a los Estados Unidos de América”, de acuerdo con el reporte público del Juzgado Noveno de Distrito de Amparo  en Materia Penal al Consejo de la Judicatura.

La fiscal general de México, Arely Gómez, se pronunció claramente a favor de la extradición del narcotraficante. “Hay personas que ya están detenidas y ya no aportan ningún elemento a la investigación que tiene la Procuraduría (fiscalía)”, mientras que “a otro país le pueden aportar mayores elementos”, consideró en la entrevista radial. Gómez dijo, sin embargo, que la fiscalía general tiene la posibilidad de ir “ahorrando tiempo” si actúa “minuto a minuto” para combatir los recursos de Guzmán.

La defensa de Guzmán interpone recursos para evitar su envío a Estados Unidos, y alarga el proceso.

Merino dijo que la legislación mexicana no contempla la figura de una extradición fast track (rápida), aunque sí existe la posibilidad de una extradición temporal, en caso de que así lo solicitara EE.UU., algo que hasta ahora no ha hecho.

Esa figura implica que se permita la extradición de el Chapo para ser procesado y sentenciado, pero que, una vez condenado, sea devuelto a México para que continúen los procesos pendientes en tribunales mexicanos. Unas seis fiscalías federales de diversas ciudades de EE. UU. –entre ellas Chicago, San Diego, Nueva York, New Hampshire, Miami y Texas– tienen acusaciones formales contra Guzmán presentadas en ausencia.

El capo, recapturado el viernes en Sinaloa, fue devuelto al penal del Altiplano, del que huyó el 11 de julio pasado en una espectacular fuga a través de un túnel de 1.5 km, que él mismo mandó construir. Fuentes del Gobierno defendieron la decisión de mandarlo nuevamente al mismo penal diciendo que el piso fue reforzado con varillas de acero que se cruzan cada diez centímetros. Una fuente federal indicó que “se han reforzado las medidas de seguridad”, y precisó que “se hace todo lo necesario para evitar una nueva fuga” del escurridizo Guzmán.

“En la hipótesis de que la Secretaría de Relaciones Exteriores considere que hay elementos para acordar favorablemente su extradición, él todavía puede recurrir esa determinación de la extradición en vía de amparo”, dijo Merino Madrid.

El presidente Enrique Peña Nieto se había negado a extraditar a Guzmán antes de la última evasión, pero su gobierno cambió de parecer tras su recaptura.

Ahora corresponde a la fiscalía presentar las pruebas para avalar la extradición, y una vez que los jueces a cargo del proceso emitan su “opinión jurídica”, le corresponderá a la Cancillería emitir el acuerdo final para la entrega a la justicia estadounidense, explicó la fiscalía.

Raúl Benítez Manaút, experto en seguridad nacional de la Universidad Nacional Autónoma de México, evaluó ayer que las autoridades mexicanas se darán prisa para llevar a cabo la extradición de Guzmán: “Van a tratar de extraditarlo lo más rápido posible”, estimó.

“No tengo nada que ocultar”

El actor Sean Penn no se arrepiente del texto que escribió para la revista Rolling Stone, y dijo no tener nada que esconder sobre el tema. “No tengo nada que ocultar”, indicó ayer en un breve cruce de correos electrónicos con un reportero de Associated Press. Penn no respondió directamente a la pregunta de si consideraba apropiado haber enviado su artículo a Guzmán antes de publicarlo para que el narcotraficante diera su visto bueno, tal y como cuenta explícitamente en el artículo. Y al cuestionarle sobre los “muchos golpes” que le estaban llegando por esa forma de proceder, escuetamente respondió que “los golpes los está dando el texto” .Tampoco habló claro sobre si adoptó las medidas de seguridad necesarias para proteger a su fuente.–AP

Siempre vigilados

Investigadores mexicanos vigilaron y fotografiaron a la actriz mexicana Kate del Castillo y al actor estadounidense Sean Penn antes de un encuentro que tuvieron con el narcotraficante Joaquín el Chapo Guzmán en octubre, reveló ayer en ocho fotografías el diario El Universal. Las imágenes fueron captadas entre septiembre y octubre, como seguimiento a la actriz que gestionaba la filmación de una película sobre el capo y fue el enlace para que Penn lo entrevistara.  La fiscal general, Arely Gómez, dijo que se están investigando “posibles conductas delictivas que hayan podido cometer en México” Penn y Del Castillo, pero señaló que rige la presunción de inocencia. “Podría ser desde algo muy pequeño como el delito de encubrimiento o algo muy grande”. Gómez afirmó, además, que la legislación mexicana y la estadounidense “no son coincidentes” en la materia. –DPA


“Podemos asumir que (las autoridades mexicanas) entienden que el mundo está mirando cómo avanza este caso, y que este individuo precisa permanecer tras las rejas”.

John Kirby, portavoz del Departamento de Estado de EE. UU.

Etiquetas: