Viernes 16 DE Noviembre DE 2018
Mundo

Nuevo ministro de Hacienda promete estabilidad fiscal

Una de las razones de la partida de Levy es el fracaso del Gobierno brasileño de prometer un ahorro fiscal primario de 0,7 por ciento del PIB en 2016. La cifra fue reducida a 0,5 por ciento, pese a su oposición.

Fecha de publicación: 19-12-15
Doctor en Economía por la New School for Social Research de Nueva York, Barbosa es hombre de confianza de Rousseff. Fue uno de los mentores de la política económica que a partir de 2008 llevó adelante al gobierno de Lula da Silva primero, y en 2011 a Dilma. Por: AFP/DPA
Más noticias que te pueden interesar

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, reemplazó ayer a su ministro de Hacienda, Joaquim Levy, por el titular de la cartera de Planificación, Nelson Barbosa, confirmó la Presidencia, en el último capítulo de la crisis política y económica que sacude al país.

La salida de Levy, que defendía una política de rígida disciplina fiscal y generó desacuerdos dentro del Gobierno, había sido anticipada por medios locales. La Presidencia informó que Rousseff agradeció “la dedicación” de Levy, a quien le atribuye haber cumplido “un papel fundamental para enfrentar la crisis económica”.

Barbosa prometió trabajar para conseguir estabilidad fiscal, reducir la inflación y sacar al país de la recesión, en un mensaje tranquilizador para los mercados. “Solo con estabilidad fiscal vamos a tener un crecimiento sustentable (…) Vamos a promover el equilibrio fiscal, el control de la inflación y el crecimiento de la economía”, dijo Barbosa.

El nuevo ministro de Hacienda, un economista más afín a las ideas desarrollistas y a una política fiscal menos restrictiva, tendrá la tarea de conducir un país que proyecta una contracción del 3,1 por ciento este año y una del 1,9 por ciento el próximo, con desempleo creciente y una inflación anualizada del 10,48 por ciento.

“El foco de la política económica sigue siendo promover el reequilibrio fiscal, elevando el resultado primario de la Unión. Porque la estabilidad fiscal es una condición necesaria para retomar el crecimiento”, insistió Barbosa.

El funcionario aseguró, asimismo, que es preciso continuar el esfuerzo para hacer reformas de largo plazo, “no solo el ajuste fiscal sino la reforma fiscal” y controlar los denominados “gastos obligatorios” fijados por ley o enmienda constitucional, por ejemplo la previsión social, que representa un 47 por ciento del gasto primario federal.

“Tengo la total confianza que la economía brasileña, que es la séptima del mundo y tiene 204 millones de habitantes, tiene capital humano, capital físico y expertise para superar los desafíos”, afirmó el ministro de 46 años. Barbosa será reemplazado en el Ministerio de Planificación por Valdir Moysés Simão.

Déficit Fiscal

El Gobierno envió el martes al Congreso un proyecto de Presupuesto para 2016 que contempla un déficit fiscal equivalente al 0.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Un día después, la agencia de calificación de riesgo Fitch le retiró al país el grado de inversión. Hoy los indicadores de Brasil son: rojo fiscal creciente, desempleo de 7.5 por ciento y una depreciación del real del 31.6 por ciento anual. –AFP

Agrava crisis

Los infortunios económicos del país se han agravado por la pesquisa en torno a la corrupción en la estatal petrolera Petrobras y la lucha de Rousseff contra los procedimientos de juicio político que recientemente abrió el Congreso en su contra. Los analistas consideran que el anuncio podría complicar aún más la ya difícil situación. –AP

Etiquetas: