Martes 18 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Grupo yihadista toma un hotel en Mali y mueren 27 personas

En un comunicado los atacantes reinvindicaron su autoría en la excolonia francesa y pidieron que se detengan los ataques contra los malienses del norte.

Fecha de publicación: 21-11-15
Socorristas trasladan los cuerpos de las víctimas. El Gobierno estadounidense y la ONU condenaron los ataques. Por: AFP/DPA
Más noticias que te pueden interesar

Un grupo yihadista afiliado a Al Qaeda irrumpió ayer en un hotel en Bamako, la capital de Mali, y secuestró a unas 170 personas, antes de que una intervención conjunta de fuerzas malienses y extranjeras acabara con el secuestro, con un balance de al menos 27 muertos.

Los hombres armados permanecieron atrincherados durante nueve horas, mientras fuerzas especiales reconquistaban piso por piso el establecimiento. Tres atacantes murieron, según una fuente militar maliense.

El grupo Al Murabitun, fundado en 2013 por el argelino Mojtar Belmojtar, afiliado a la red Al Qaeda, reclamó la autoría del secuestro, según la cadena televisiva Al Jazeera. El hotel Radisson Blu suele ser utilizado por diplomáticos o empleados de empresas extranjeras.

El Ejército maliense rodeó las calles aledañas al hotel para evitar que se escaparan los autores.

El Ejército maliense rodeó las calles aledañas al hotel para evitar que se escaparan los autores.

“Nosotros los Murabitun, con la participación de nuestros hermanos (…) de Al Qaeda en el Magreb Islámico, reivindicamos la operación de toma de rehenes en el hotel Radisson”, afirmó la voz de un hombre en un breve extracto difundido por la cadena con sede en Doha.

El ataque empezó a primera hora de la mañana cuando “dos o tres” asaltantes, según el Ministerio de Seguridad Interior maliense, entraron en el hotel, en el que había unos 140 huéspedes y 30 empleados.

Un miembro del equipo de seguridad del hotel señaló que los atacantes usaron un automóvil con matrícula diplomática para poder acceder al edificio, que está siempre vigilado. Otros llegaron a pie. Dispararon contra los guardias de seguridad y tres de ellos murieron, según el Gobierno.

Testigos dijeron que los atacantes gritaban “Allahu Akbar” (Dios es grande), subieron al séptimo nivel y se atrincheraron allí con los rehenes. Una fuente policial señaló que algunos fueron liberados al probar que eran musulmanes recitando en árabe la profesión de fe musulmana o versos del Corán, mientras algunos empleados del hotel lograron escapar por las salidas de emergencia.

Fuerzas especiales francesas llegadas de la vecina Burkina Faso y estadounidenses colaboraron en las operaciones, mientras el caos reinaba en las afueras del hotel.

Mientras la gente huía por un camino de tierra, los soldados les indicaban el camino para protegerse.

Mientras la gente huía por un camino de tierra, los soldados les indicaban el camino para protegerse.

Poco después, el ministro maliense de Seguridad Interior, el coronel Salif Traoré, informó que ya no quedaban rehenes.

Las fuerzas policiales descubrieron inicialmente 18 cuerpos en el interior. El saldo final, según una fuente militar, es de 27 muertos. Bélgica informó que uno de sus ciudadanos, un alto funcionario, murió.

Según dijo Traoré, entre los rehenes había 45 malienses, 15 estadounidenses y ciudadanos de otros países como Costa de Marfil, Turquía, Argelia, Rusia, España, Canadá, Alemania, Togo y China.

Durante el asalto, la Embajada estadounidense y otras representaciones occidentales llamaron a sus ciudadanos en Bamako a no salir a la calle.

Inmediatamente después del fin del ataque, el presidente maliense Ibrahim Boubacar Keita (que acortó su estadía en Chad donde se encontraba en una cumbre de cinco países del Sahel), saludó en su cuenta Twitter “el profesionalismo de las fuerzas de defensa y de seguridad de Malí”.

Tropas malienses toman posición de ataque frente al hotel Radisson Blu en la capital Bamako.

Tropas malienses toman posición de ataque frente al hotel Radisson Blu en la capital Bamako.

El ataque en la capital maliense se produjo una semana después de los atentados en París, reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), con un saldo de 130 muertos y más de 300 heridos.

Continúan pesquisas

La justicia belga inculpó ayer a un sospechoso de haber participado en los atentados en París y liberó a otro que estaba siendo investigado en el caso del kamikaze Hadfi Bilal. Mientras, las autoridades francesas identificaron al segundo de los tres atacantes que se hicieron detonar en el ingreso del Stade de France. Se trata de un hombre registrado el 3 de octubre en Grecia.

Fieles o conocidos imanes musulmanes franceses condenaron ayer, en el día del rezo semanal, los atentados yihadistas.

Intervención militar

Los islamistas conquistaron, junto con separatistas tuareg, amplias zonas del norte del país antes de ser obligados a retroceder con ayuda de tropas francesas en 2013. Aún después de la intervención militar que los expulsó, el norte sigue siendo inseguro y los ataques milicianos se han extendido hacia el sur, hasta la capital. En marzo, asaltantes enmascarados mataron a cinco personas en un restaurante de Bamako que es popular entre los extranjeros.

Hay un millar de efectivos franceses en el país. Holanda tiene unos 450 soldados en la misión de la ONU, según el ministerio de Defensa holandés. Ayer, el presidente François Hollande pidió a los franceses que se hallan en “países sensibles” que “tomen sus precauciones”, mientras unos 40 gendarmes de elite franceses fueron enviados a Mali, tras el ataque a un hotel. –AP

Consejo de Seguridad autoriza medidas

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó ayer por unanimidad un proyecto de resolución presentado por Francia que permite “tomar todas las medidas necesarias” para combatir al grupo Estado Islámico (EI), una semana después de los atentados que dejaron 130 muertos en París.

La resolución “pide a los Estados que sean capaces de tomar todas las medidas necesarias, de conformidad con las leyes internacionales, y en particular con la Carta de la ONU (…) sobre el territorio controlado por el EI en Siria e Irak”.

Además agrega que el grupo EI “constituye una amenaza global sin precedentes para la paz y la seguridad internacionales”, y expresa la determinación del Consejo “para combatir por todos los medios esta amenaza”. La medida es la 14ta. resolución relacionada con el terrorismo adoptada por el organismo más poderoso de las Naciones Unidas, desde 1999. –AFP

Etiquetas: