Miércoles 21 DE Noviembre DE 2018
Mundo

La terrorista suicida tenía novia, tomaba alcohol y era ‘vaquera’

La terrorista que se hizo explotar en París llevaba una vida totalmente opuesta a las creencias por las que murió.

Fecha de publicación: 20-11-15
Más noticias que te pueden interesar

La terrorista suicida Hasna Ait Boulahcen, ha marcado un hito al convertirse en la primera mujer que estuvo dispuesta a morir ‘en el nombre de Alá’ en Occidente.

Sin embargo, la mujer de 26 años, nacida en Clichy-la-Garenne, en los suburbios del norte de París y prima del cerebro de los atentados, Abdelhamid Abaaoud, se ha convertido en un gran misterio para los investigadores tras descubrirse que no era musulmana y que nunca estuvo en una mezquita.

Testigos del barrio parisino aseguran que horas antes del asalto al apartamento en el que las fuerzas de seguridad francesas detuvieron a ocho yihadistas, Hasna fue a comprar comida y ‘se la veía relajada’, según recogen diarios británicos.

La mujer, a la que le gustaba que la llamasen ‘la vaquera’, por su devoción con los sobreros del oeste, se inmolaría apenas unas horas después de comprar pollo frito.

Los vecinos de la familia de la kamikaze, residente en Aulnay Sous Bois, ‘unos suburbios destartalados’ a 20 minutos de París, aseguran que la terrorista suicida había estado allí hace apenas tres semanas.

“Ella no tenía miedo a nadie, era como una pequeña soldado”, afirma otro testigo todavía sorprendido por la actuación de Boulahacen, agrega: “No puedo creer que ella fuera parte de esta secta, hemos sido contaminados por estas personas que nada saben sobre el Islam”.

Hija de padres separados, Hasna visitaba a su madre a menudo, por lo que los vecinos estaban acostumbrados a verla en Aulnay Sous Bois. Otro vecino cuenta sobre ella: “no se parecía a una terrorista suicida, y además bebía alcohol”.

Ahora, ha sido su novia, Khemissa —también de 26 años—, la que se ha sumado a las voces que se niegan a recordarla como la mujer que hizo explotar su cuerpo. “Me rompe el corazón. No puedo creer que mi novia pudiera hacer eso”, dijo la mujer que creció con Hasna, según informa Le Figaro.

“Estaba influenciada, era vulnerable y frágil. Pasó una época muy difícil y era una presa fácil para los yihadistas”, agregó.

Las incongruencias en la vida de la kamikaze siguen saliendo a la luz. Un residente de Aulnay-sous-Bois, el barrio donde vive su madre, ha asegurado que un día la vio con el burka y una botella de alcohol y le dijo: “Esto es una contradicción”, a lo que supuestamente habría repondido: “No te preocupes, tú no lo entiendes, estaré en Siria pronto”.

Ait Boulahacen estudió en la Universidad Paul Verlaine de Metz. En repetidas ocasiones amenazó al Gobierno francés y expresó su deseo de emprender la yihad, según el diario Républicain Lorrain.

TOMADO DE LAPRENSA

Etiquetas: