Jueves 20 DE Septiembre DE 2018
Mundo

El EI mostró la bomba colocada en el avión ruso

La milicia terrorista Estado Islámico (EI) publicó la fotografía de la bomba que asegura haber introducido en el avión ruso que se estrelló en la península del Sinaí el 31 de octubre con 224 personas a bordo, al tiempo que dijo haber matado a dos rehenes extranjeros secuestrados en Siria, un noruego y un chino.

Fecha de publicación: 18-11-15
El grupo publicó fotos del supuesto explosivo, que al parecer estaba disimulado en una lata de refresco, y de pasaportes que pertenecían a algunos de los pasajeros fallecidos, que recuperó en el lugar donde se estrelló el Airbus A321 de la aerolínea rusa Metrojet. Por: dpa
Más noticias que te pueden interesar

En la última edición de su revista en inglés “Dabiq”, titulada “Just Terror” y que circula desde hoy en los medios sociales, el grupo muestra una lata de refresco en la que supuestamente iban ocultos los explosivos que logró introducir en el avión. Lo hizo, cuenta, tras encontrar la forma de evadir los controles de seguridad del aeropuerto del balneario egipcio de Sharm el Sheij.

La revista asegura que el EI atacó el avión ruso en respuesta a los ataques aéreos que Rusia lanzó en septiembre en Siria para ayudar al presidente Bashar al Assad. Sin embargo, reconoce que originalmente había planeado derribar un avión que perteneciera a un país miembro de la coalición internacional dirigida por Estados Unidos.

“Era para mostrar a los rusos y cualquiera de sus aliados que no tendrán seguridad en los países y el espacio aéreo de los musulmanes”, añade la revista, en la que los pasajeros del avión son descritos como “cruzados”.

Los servicios secretos rusos reconocieron formalmente el martes que el avión se estrelló a consecuencia de un atentado con bomba.

Según el diario ruso “Kommersant”, la bomba se encontraba en la zona de pasajeros del Airbus. Una investigación de los retos del avión hacen deducir que el explosivo podría haberse colocado debajo de un asiento junto a la ventana, cita el diario a un informante cercano a las investigaciones en el anonimato. Según esa fuente, la detonación se produjo en la zona de atrás de la cabina cerca de las alas y no en la zona de carga.

La bomba estaba fabricada con “munición profesional”, como explosivo plástico, señaló una fuente a la agencia de noticias Interfax, que apunta además la alta probabilidad de que fuera un trabajador del aeropuerto de Sharm el Sheij quien colocara la bomba a bordo poco antes del despegue del avión.

Las autoridades rusas parten de que el temporizador se programó para que la bomba explotara aproximadamente una hora después del despegue. La explosión ocurrió 23 minutos después del despegue, pero éste se retrasó. Según el jefe de los servicios secretos FSB, Alexander Bortnikov, el explosivo de construcción casera tenía hasta un kilo de TNT.

0013777240

Además, en la edición de la revista online que circuló hoy, el EI colgó fotos de dos rehenes de Noruega y China a los que dijo haber ejecutado. El mensaje muestra imágenes de los cadáveres de ambos secuestrados y un cartel que indica en inglés: “Ejecutados”.

En una edición previa de la publicación, el grupo había difundido fotos de los retenidos – a los que identificó como un hombre de 48 años que residía en Oslo y otro de 50 oriundo de Pekín- y amenazó con que los mataría si no se pagaba un rescate. Los secuestrados fueron “abandonados por las naciones y organizaciones de los infieles”, afirma la nueva edición.

Noruega se negó al pago de un rescate. Según sus datos, fue secuestrado en enero en la provincia de Idlib, en el norte del país.

En la revista, el EI vuelve a reivindicar la autoría de los ataques de París que dejaron 129 muertos en la noche del viernes. “Ocho caballeros obligaron a París a arrodillarse”, escribieron los extremistas. Las autoridades francesas hablan de siete terroristas muertos en los atentados, pero buscan a al menos a un prófugo.

Etiquetas: