Lunes 24 DE Septiembre DE 2018
Mundo

La siniestra sonrisa –antes del ataque– de uno de los terroristas autores de los atentados en Francia

En las imágenes captadas por una cámara de seguridad, se ve a Abdeslam cruzar la calle, mira a la cámara y sonríe. Todo a pocas cuadras del restaurante Le Carillon donde murieron el viernes unas 38 personas, de las más de 150 que se han registrado tras los ataques en Francia.

Fecha de publicación: 17-11-15
Por: j. micheo y dpa
Más noticias que te pueden interesar

Salah Abdeslam, de 26 años, es buscado desde el domingo con una orden de búsqueda internacional, sospechoso de haber participado en los ataques o de haber ayudado a su ejecución. Abdeslam alquiló un Volkswagen Polo con matrícula belga encontrado cerca del club de música Bataclan, el lugar donde los terroristas dejaron más muertos. Horas después de los atentados cruzó la frontera con Bélgica en un automóvil contra dos personas. El automóvil fue detenido en un control pero después se le permitió continuar su viaje.

La Policía belga publicó una nueva fotografía de Abdeslam, del que dice que “es considerado peligroso y podría estar fuertemente armado”. Las autoridades lo describieron como un hombre de 1.75 metros, delgado y de ojos marrones.

Las autoridades también dieron a conocer los nombres de los dos arrestados que el lunes fueron enviados a prisión por acusaciones de terrorismo: se trata de dos belgas del barrio Molenbeek de Bruselas, Mohammed Amri, de 27 años, y Hamza Attouh, de 21, informó la agencia Belga citando a la Fiscalía.

Según explicó el abogado de Mohammed Amri, este recibió la noche del viernes una llamada de Salah Abdeslam, quien le pidió que lo recogiese en París. Tras ello, Amri viajó de Bruselas a la capital francesa junto con Hamza Attouh y después ambos dejaron en Bruselas a Abdeslam.

Hermano definió a prófugo como “un joven normal”

Salah Absdelam, fue definido el lunes por uno de sus hermanos como “un joven normal”.

“No sabemos dónde está, con toda esta tensión no sabemos si se va a atrever a entregarse”, dijo hoy a la prensa Mohamed Abdeslam frente a su casa en el barrio de Molenbeek, en Bruselas (Bélgica), donde Salah fue criado y realizó sus estudios.

Otro de los hermanos Abdeslam, Brahim, de 31 años, murió tras inmolarse con explosivos durante los ataques en la capital francesa.

Mohamed, empleado público en Molenbeek por más de 10 años, fue detenido por la Policía belga tras los ataques del viernes y luego liberado. En declaraciones a periodistas, dijo tener una “coartada” para el viernes a la tarde, aunque no dio detalles.

“Son adultos, no tenemos necesidad de preguntarles qué van a hacer cada vez que salen de casa”, dijo en alusión a sus hermanos. “Son dos chicos normales, no puedo decirles por qué (ocurrió esto)”.

También afirmó que su familia se enteró de los atentados en París por televisión y que “de ninguna manera pensamos que uno de mis hermanos estaba relacionado con este ataque”.

“Mis padres están en shock y aún no se dan cuenta de lo que pasó”, agregó.

“De ningún modo estoy vinculado, directa o indirectamente… a lo que pasó en París el viernes 13”, dijo. “Nunca tuve problemas con nadie”, afirmó.

Etiquetas: