Lunes 24 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Acusan de tráfico de drogas a sobrinos de Primera Dama

Oposición venezolana pide a Nicolás Maduro una versión oficial sobre la detención de los familiares de su esposa.

 

 

 

Fecha de publicación: 13-11-15
Maduro junto a su esposa Cilia en las oficinas de Naciones Unidas en Ginebra. Por: AFP/AP/DPA
Más noticias que te pueden interesar

Dos hombres cercanos al presidente venezolano Nicolás Maduro, sobrinos de su esposa Cilia Flores, fueron acusados ayer en Nueva York de conspirar para ingresar cocaína a Estados Unidos, un caso que amenaza con complicar aún más los lazos entre Washington y Caracas.

Efraín Antonio Campo Flores y Francisco Flores de Freitas, de 29 y 30 años, son acusados de querer transportar a Estados Unidos “cinco kilogramos y más de mezclas y sustancias contenedoras de una cantidad detectable de cocaína” y de haber “participado de reuniones en Venezuela relacionadas a un cargamento de cocaína que debía ser enviado a Estados Unidos, a través de Honduras”, según el acta de acusación.

El acta habla de una “conspiración” para “producir y distribuir” una sustancia prohibida, en la que estaban involucradas “otras personas conocidas y desconocidas”.

Los detenidos, según informó en un comunicado el fiscal del caso, Preet Bharara, podrían ser condenados a una pena máxima de cadena perpetua.

Campo Flores y Flores de Freitas son hijos de dos hermanos de la primera dama venezolana, confirmó en Caracas una fuente de la Asamblea Nacional (AN) que pidió la reserva de su identidad.

El primero de ellos se identificó ante las autoridades estadounidenses como hijastro de Maduro, según el diario The Wall Street Journal que reportó inicialmente la historia.

Los dos venezolanos, detenidos el martes en un hotel de Puerto Príncipe (Haití) y entregados a las autoridades estadounidenses, debían comparecer la tarde de ayer ante un tribunal federal de Manhattan.

El portavoz de la Policía de Haití confirmó el arresto, pero no dio detalles sobre algún decomiso de drogas o dinero en posesión de los dos venezolanos.

Campo Flores posee una sociedad anónima en Panamá, reveló ayer el diario La Prensa de ese país. Tiene como socio en la empresa a Hermes Flores, hermano de la primera dama de Venezuela. La sociedad fue registrada en Panamá el 27 de marzo de 2014 con un capital social de US$10 mil.

El caso amenaza con profundizar las tensiones entre Washington y Caracas –sin embajadores desde 2010–, a tres semanas de unas elecciones legislativas que pintan adversas para Nicolás Maduro (52) y Cilia Flores (59), candidata a diputada por el partido oficialista.

“La Patria seguirá su Camino, ni ataques, ni emboscadas imperiales, podrán con el Pueblo de los Libertadores, tenemos un solo destino… Vencer…”, escribió Maduro en su cuenta de Twitter, previo a viajar junto a su esposa a Ginebra.

Maduro denunció ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, el “acoso permanente” y la “manipulación del tema de los derechos humanos” para tratar de “aislar” a Venezuela. Previamente el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Al Hussein, manifestó “serias preocupaciones” sobre la “imparcialidad de los jueces y fiscales en Venezuela”.

Seguimiento

En declaraciones a CNN en Español, Michael Vigil, ex director de Operaciones de la agencia antinarcóticos estadounidense DEA, relató que los dos venezolanos eran objeto de seguimiento desde hace ocho meses. El monitoreo empezó a partir de los datos “muy precisos” que ofreció en Washington el informante Leamsy Salazar, exoficial de la Armada venezolana y guardaespaldas del primer círculo de seguridad del presidente de la Asamblea Nacional y número dos del chavismo, Diosdado Cabello, que desertó en enero de este año. –El País

Silencio

El caso no ha sido comentado hasta ahora por ninguna autoridad venezolana. En declaraciones televisadas el miércoles por la noche, el influyente presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, no hizo referencia directa a la detención de los sobrinos de Flores pero advirtió que Washington intentaba desestabilizar al gobierno de Maduro. El ministerio venezolano de Comunicaciones y la Cancillería declinaron hacer comentarios alegando que no tenían información al respecto. Maduro no hizo mención alguna y Flores publicó dos mensajes y varias fotografías en su cuenta de Twitter en los que no hizo referencia al tema y solo destacó la participación de su esposo en la sede de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra. –AP

Etiquetas: