Martes 25 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Abbas condena ataque palestino a lugar sagrado

La tumba de José ha sido ya escenario de enfrentamientos en el pasado, sobre todo durante la segunda Intifada (2000-2005).

 

Fecha de publicación: 17-10-15
Manifestantes palestinos se enfrentan a las fuerzas armadas cerca de la valla fronteriza entre Israel y el centro este de la Franja de Gaza. Por: DPA/AFP
Más noticias que te pueden interesar

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, condenó ayer que un grupo de manifestantes palestinos prendiera fuego a la tumba de José, un lugar venerado por los judíos en Naplusa, en el norte de Cisjordania ocupada. Mientras, se registraron nuevos enfrentamientos que dejaron al menos un muerto tras la convocatoria de Hamas a un “viernes de la Revolución”.

El incendio de la tumba puede avivar aún más el antagonismo entre ambas partes. “Los palestinos se oponen a las tácticas violentas que no son compatibles con su visión cultural y religiosa”, señaló el líder palestino en su residencia de Ramallah. Al iniciarse la jornada de ayer, decenas de palestinos lanzaron cócteles molotov contra la tumba de José. Para los judíos, ahí reposa uno de los doce hijos de Jacob, vendido por sus hermanos y llevado a Egipto, desde donde su cuerpo fue traído de vuelta, según la tradición bíblica.

Unidades de la policía palestina dispersaron a los manifestantes y apagaron el fuego, pero los daños son considerables, informó la web ynetnews.com. No hubo heridos. Abbas pidió restaurar el lugar de peregrinación para los judíos.

El movimiento radical Hamas, que controla la Franja de Gaza, había convocado para un “día de Revolución” en Cisjordania. El líder de la agrupación, Ismail Haniya, dijo que el levantamiento palestino contra Israel “está en sus comienzos y tiene que continuar”. “La intifada debe ser más violenta para defender a Jerusalén y la mezquita de Al Aqsa”, señaló, en relación al lugar sagrado para los musulmanes.

Tras los acontecimientos, el secretario de Estado de EE. UU., John Kerry, habló con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y Abbas para expresarles su preocupación por la ola de violencia en Medio Oriente y para pedirles que se restaure la calma.

Desde hace dos semanas, una ola de ataques hace temer que se produzca una nueva intifada. Estos enfrentamientos han dejado 37 palestinos muertos y centenares de heridos, y siete muertos y decenas de heridos del lado israelí.

Ayer, poco después de los rezos se registraron nuevos disturbios entre palestinos y las fuerzas de seguridad israelíes en Ramallah, Hebrón, Belén, Nablus y Tulkarem. Murieron cuatro palestinos: uno que intentó apuñalar a dos soldados israelíes en Cisjordania ocupada, uno en enfrentamientos en las afueras de Naplusa y dos por tiros del ejército en Gaza.

Las protestas de los últimos días, se dirigen contra los presuntos planes de Israel de cambiar el statu quo entre musulmanes y judíos en la Explanada de las Mezquitas (Monte del Templo para los judíos) en Jerusalén.

Incitación

El nuevo embajador israelí ante la ONU, Danny Danon, exhortó al Consejo de Seguridad que se pronuncie contra “la incitación que alimenta el terror” y apoye las negociaciones directas entre Israel y los palestinos.

Danon acusó al presidente Mahmoud Abbas de encabezar “la peligrosa incitación” con sus “expresiones de odio”. –AP

Condenan ataque

La ONU condenó ayer el ataque palestino contra el sitio sagrado judío en Naplusa, en la inauguración de una sesión del Consejo de Seguridad consagrada a la situación en Cisjordania y Jerusalén. Mientras, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó a los líderes de ambas partes a evitar las declaraciones que puedan instigar la violencia. –AFP

Etiquetas: