Viernes 22 DE Febrero DE 2019
Mundo

Clinton se impone en primer debate demócrata

Para los analistas, la imagen de la exsecretaria de Estado se vio favorecida y reduce la lógica de una candidatura de Joe Biden.

Fecha de publicación: 15-10-15
Clinton, con el 43,3 por ciento de intención de voto, parte como favorita en las primarias demócratas, seguida de Sanders, con el 25,1 por ciento, y Biden, con el 17,4 por ciento de apoyo, según la web Real Clear Politics. Por: AFP
Más noticias que te pueden interesar

El primer debate entre los aspirantes del partido Demócrata a las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016, que fortaleció el favoritismo de Hillary Clinton, dejó prácticamente en el vacío a un potencial precandidato de peso: el vicepresidente Joe Biden.

Clinton, que domina todos los sondeos, mostró suficiente dominio del debate como para demostrar a los Demócratas que el partido no precisa de la intervención del carismático Biden para una fórmula vencedora en las elecciones del próximo año.

Para David Axelrod, estratega de las campañas presidenciales del presidente Barack Obama en 2008 y 2012, el desempeño de Clinton en el debate del martes “reduce la lógica de una candidatura de Biden”, según un comentario publicado por el sitio web de la cadena televisiva CNN.

Biden mantiene desde hace meses el suspenso con relación al lanzamiento o no de su candidatura, y sondeos ya realizados indican que en caso que suba al ring lo hará con un nivel inicial de apoyo de aproximadamente 20 por ciento, un peso político más que considerable. Inicialmente, sus colaboradores más próximos afirmaron que el vicepresidente anunciaría su decisión al final del verano boreal, aunque posteriormente empujaron la fecha para inicios de octubre. Durante el debate nadie se acordó del vicepresidente, quien siquiera fue nombrado en los intercambios.

Ahora, Biden y su equipo tienen como máximo hasta fines de octubre para decidir si registran o no la precandidatura y poner a trabajar la máquina de recaudar dinero para la campaña. Para observadores, la candidatura de Biden se tornaría una válvula de salida para el partido Demócrata en caso de que la campaña de Clinton sufra algún problema catastrófico y se torne necesario delimitarle el terreno al “socialista democrático” Bernie Sanders.

Se impone

Cuando el aspirante Lincoln Chafee, ex gobernador de Rhode Island, cuestionó las posiciones de Clinton sobre Irak y Medio Oriente, ella no dudó en jugar una carta pesada: el presidente Obama la invitó a ser Secretaria de Estado porque “confía en mi juicio”, dijo.

En otro momento, cuando se discutía la interminable polémica por los correos electrónicos de Clinton como secretaria de Estado –decidió utilizar un servidor privado y por lo tanto lejos del escrutinio judicial–, Sanders le arrojó un enorme salvavidas. “Los estadounidenses están asqueados y cansados de escuchar sobre tus malditos emails. ¡Basta con eso!”, dijo Sanders, quien así se llevó el mayor aplauso de todo el debate y un fuerte apretón de manos de Clinton como forma de agradecimiento por el apoyo.

Clinton “estuvo inquebrantable. Nadie logró irritarla, por así decirlo”, dijo Timothy Hagle, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Iowa.

Migración

> El debate abarcó gran variedad de temas, desde la crisis económica hasta la regulación de las armas, pasando por el racismo, la reforma migratoria y la política exterior. El problema sobre los 11 millones de inmigrantes indocumentados dio lugar a una breve discusión y la coincidencia general en la necesidad de una reforma migratoria integral. Clinton prometió incluso “ir más allá” de las medidas ejecutivas aprobadas por Barack Obama. –AFP/DPA

+15


Millones  de espectadores logró el primer debate demócrata 2016, según la cadena estadounidense CNN. Este récord queda muy lejos de los 24 millones de espectadores que registró el primer debate republicano retransmitido por Fox News el 6 de agosto, en el que el favorito, Donald Trump, se enfrentó a otros nueve aspirantes.

Etiquetas: