Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Mundo

“Gracias profe, me salvó la vida”

Un árbitro salvó la vida de un jugador de 12 años haciéndole masajes cardiovasculares en las divisiones inferiores de Argentina.

Fecha de publicación: 12-10-15
Más noticias que te pueden interesar

El réferi le aplicó la técnica de resucitación por medio de masajes cardiovasculares por varios minutos hasta que llegó la ambulancia. “Gracias profe, me salvó la vida”, le dijo el chico que juega en la 8ª división del club Atlas, de la Liga Salteña.

El ataque lo sufrió el jugador 20 minutos después de haber iniciado el partido, el sábado entre Atlas y Peñarol. El menor se tomó el pecho y cayó al suelo gritando de dolor, “yo estaba frente a la jugada”, le cuenta a Clarín el árbitro Emilio Ibáñez (37).

“Cuando vi que el 5 de Atlas se tocó el pecho y se cayó, me arrimé para constatar si estaba lúcido”, agrega Ibáñez.

Según el réferi, el jugador contestó las preguntas de conciencia como dónde vive, en qué club juega, etc. Pero cuando este le tomó las muñecas “tenía sus pulsaciones altísimas, así que opté por hacerle masajes cardíacos por espacio de siete u ocho minutos, hasta que llegó la ambulancia del SAMEC; ellos se encargaron de estabilizarlo”, agrega Ibáñez.

Jorge Royano, secretario del Sindicato de Árbitros Deportivos de la República Argentina, dijo al periódico El Clarín, “hace poco, los árbitros salteños asistimos a un curso de RCP (reanimación cardiopulmonar). Por eso, estamos preparados para sortear este tipo de hechos”.

Etiquetas: