Lunes 10 DE Diciembre DE 2018
Mundo

Rousseff reforma Gabinete con aliados de “Lula”

La mandataria busca apoyo para las reformas fiscales y bloquear los esfuerzos de algunos congresistas por iniciar el proceso de destitución.

 

Fecha de publicación: 03-10-15
La Presidenta anunció los cambios en su Gabinete desde el Palacio de Planalto, en Brasilia. Por: DPA/AFP
Más noticias que te pueden interesar

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, anunció ayer reformas en su Gabinete, en cuyo primer escalón ubicó a aliados del exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, con lo que busca reducir gastos de gobierno y reunificar a la coalición aliada para frenar eventuales pedidos de destitución.

En medio de una asfixiada recesión económica, la gobernabilidad se convirtió en una prioridad para la mandataria del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda). Además, esta organización política es ametrallada por denuncias de corrupción en la estatal Petrobras.

“Precisamos estabilidad política. Por eso, esta reforma tiene un propósito: actualizar la base política del gobierno, buscando una mayoría que amplíe nuestra gobernabilidad”, dijo Rousseff en un acto en Brasilia.

“Los gobiernos de coalición necesitan de apoyo en el Congreso. Vivimos en una democracia. Es con el Congreso elegido por el pueblo brasileño que mi gobierno tiene que dialogar para la aprobación de medidas y leyes que aceleren la salida de la crisis”, añadió la Presidenta.

La modificación elimina ocho de los 39 ministerios actuales, y le entrega la cartera de Salud –la de mayor presupuesto del Estado– al diputado Marcelo Castro, del Partido Movimiento Democrático, conocido como PMDB (centro), principal socio del PT en el Parlamento. Ahora esa fuerza administrará siete áreas de gobierno, una más de las que tenía.

La Presidenta informó, asimismo, que recortará en un diez por ciento su salario y el de sus ministros, además de que achicará la maquinaria pública en 30 secretarías y 3 mil puestos de asesoría pública estatal.

El ahorro calculado por el gobierno, a partir de la reforma, es de 200 millones de reales (unos US$50 millones) al año.

La bolsa tuvo una reacción positiva a los anuncios y cerró con un alza de 3.79 por ciento.

Otro de los cambios más relevantes es la sustitución de Aloizio Mercadante, el más fiel escudero de la mandataria, por Jaques Wagner, aliado de Lula, al frente del Gabinete Civil de la Presidencia, el principal ministerio de Brasilia.

“Una reforma también tiene el propósito de actualizar la base política del gobierno, buscando una mayoría que amplíe nuestra gobernabilidad, fortaleciendo las relaciones con los partidos y con los parlamentarios que nos dan sustento político”, dijo Rousseff al realizar el anuncio. “Se trata de una acción legítima de un gobierno de coalición y por eso todo se ha hecho de forma clara”, enfatizó.

Rousseff busca retomar la iniciativa que perdió a manos de un Congreso fragmentado desde que comenzó su segundo mandato en enero, tras una ajustada victoria electoral en 2014.

La reforma “agrava la falta de credibilidad del gobierno. Es un mapeo para intentar escapar del impeachment (dimisión)”, resumió el senador Cassio Lima, del opositor PSDB.

“Lula” será interrogado

>Un juez de la Corte Suprema en Brasil falló ayer a favor de que la Policía Federal pueda interrogar al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, como testigo en su investigación por el escándalo de corrupción que envuelve a la compañía petrolera estatal Petrobras. El fallo llega luego de una solicitud presentada por los investigadores para conocer la posible participación de Lula en el esquema de corrupción. –AP

Amenazas

Dilma Rousseff es acusada de usar recursos públicos para su campaña y solventar programas sociales por medio de entidades financieras públicas, lo que está prohibido por ley. Ambas denuncias podrían justificar un juicio político y terminar su mandato. La mandataria no logró formar una base sólida en el Parlamento, que este año le obstaculizó proyectos clave como un ajuste fiscal para ordenar las cuentas públicas.  –AFP


“Precisamos poner los intereses del país por encima de los intereses partidarios”.
Dilma Rousseff, presidenta de Brasil.

Etiquetas: