Miércoles 26 DE Septiembre DE 2018
Mundo

El ADN llevó a la detención en Francia del asesino de adolescente española

Las pruebas de ADN acabaron por encaminar a la guardia civil española hacia el presunto asesino de la joven Eva Blanco, detenido el jueves cerca de la ciudad francesa de Besançon, dieciocho años después de un crimen ocurrido en 1997.

Fecha de publicación: 02-10-15
Por: AFP
Más noticias que te pueden interesar

Una muestra de ADN recogida sobre la víctima “nos dio una línea sostenible de investigación, nos marcó que el ADN correspondía a un varón de origen norteafricano”, explicó este viernes a los medios el capitán Rubén Valero de la guardia civil.

Los investigadores del caso cotejaron los censos de la época de la localidad de Algete, cerca de Madrid, donde tuvo lugar el asesinato, y otros municipios cercanos, lo que permitió acotar “unas 300 personas y con esas 300 personas lo que se hizo fue localizarlos, identificarlos y tomar una muestra biológica para su cotejo con la que teníamos”.

Una de las muestras presentaba “una coincidencia en la línea paterna, es decir, que era un posible hermano del autor” y de ahí se acabó llegando hasta el presunto homicida, explicó el capitán Valero.

La policía francesa detuvo finalmente el jueves al sospechoso, un español de origen marroquí y 52 años, presunto autor del asesinato el 20 de abril de 1997 de la joven Eva de 16 años, cuyo cadáver apareció en una cuneta en Algete.

La autopsia reveló que “había recibido una veintena de puñaladas repartidas en la nuca, parte posterior del cuello y espalda”, según la guardia civil.

La madre de la joven, Olga Puig, aseguró que les habían advertido que “el caso de Eva era muy difícil, que lloraríamos mucho, pero que al final veríamos una luz, yo dudé mucho, pero al final se ha visto la luz”.

A los investigadores “les dieron una lana con muchos nudos, y poco a poco durante 18 años han ido quitando nudo tras nudo y hoy se ha quedado deshecha, mi agradecimiento total a todos”, añadió Puig, antes de abandonar la rueda de prensa emocionada, teniendo que ser atendida por una subida de tensión.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que felicitó a los agentes, recordó que faltaban apenas dos años para que el caso prescribiera y que ya se ha pedido la extradición del sospechoso.

Etiquetas: