[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Cuando el cine se impone a una cama de hospital


Paulo Henrique Machado es el creador de una serie animada financiada gracias a una campaña de internet.

foto-articulo-Mundo

El estudio del animador Paulo Henrique Machado está lleno de figuritas, pósters y libros de aventuras que ganan espacio a los cables de su respirador. A sus 47 años, vive en la habitación del hospital al que llegó siendo bebé y donde creó la serie Brincadeirantes.

La polio le paralizó el cuerpo cuando apenas tenía un año y lo condenó de por vida a una cama del Hospital de Clínicas de Sao Paulo. Su madre murió en el parto y aquel niño enfermo se encontró con demasiados golpes para comenzar una vida que muchos pensaban que no era para él.

Pero, como los superhéroes a los que admira, Paulo contraatacó subido a una imaginación sin límites que nunca le permitió rendirse.

“Cuando era niño tuve que hacer del hospital mi jardín de infancia. Jugaba, entraba en los otros cuartos… Entonces la parálisis infantil era una epidemia en Sao Paulo. Éramos siete en mi habitación, pero ahora solo quedamos dos”, explica.

En la cama de enfrente, su amiga Eliana –Leca en la serie animada creada por Paulo– pinta con la boca un cuadro de colores cálidos. Esta autora de dos libros solo puede mover la cabeza, mientras que él conserva algo de fuerza en los brazos.

Con ellos maneja una enorme computadora en la que ahora trabaja para pasar a 3D los dibujos del episodio piloto de Brincadeirantes, un juego de palabras con “brincar” (jugar) y “cadeirante” (discapacitado en silla de ruedas) que ya tiene más de 65 mil 200 visitas en Youtube y se financió gracias a una campaña en internet que reunió 120 mil reales (unos US$30 mil 300).

La serie, de la que es director y guionista, cuenta las aventuras de siete niños en silla de ruedas que no renuncian a divertirse. Tras dos años de trabajo, Paulo busca ahora financiación para sacar adelante la primera temporada.

Brincadeirantes está dedicada a los niños. Queremos demostrar que un chico en silla de ruedas no es diferente. Al contrario, por estar ahí debe jugar y explorar su mundo para entender las dificultades que encontrará. Solo así podrá avanzar”, explica mientras muestra orgulloso el comienzo de esta serie donde todo es de colores.

Aunque bajo las sonrisas eternas de estos dinámicos personajes también se esconden muchos días amargos.

Basado en vivencias reales de Paulo y sus amigos, Brincadeirantes es también un homenaje a los cinco compañeros que perdió por el camino.

La vida de Paulo, sin embargo, echó a volar cuando en 1992 escribió al dueño de una empresa informática para pedirle una computadora.

Entonces comenzó una aventura que no solo le llevó hasta Brincadeirantes, sino que le permitió aprender diseño gráfico, tener casi 5 mil amigos en Facebook o asistir a través de un robot a congresos internacionales de computación en Canadá y Los Ángeles.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
La ONU alerta de una degradación crónica del suelo terrestre
noticia Samuel Pérez-Attías
De cara a las elecciones 2023 (II parte)
noticia Europa Press
Primera red de alerta de asteroides para todo el cielo cada 24 horas


Más en esta sección

Vamos cierra “gira de afiliación” con acarreos y vales de comida

otras-noticias

“El gobierno quiere callar a las personas que denuncian los robos”

otras-noticias

¿Dónde está el Támesis?, una pregunta en medio de la sequía

otras-noticias

Publicidad