Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Francisco simplifica nulidad matrimonial

La disposición beneficia a los fieles que actualmente no pueden anular sus nupcias.

Fecha de publicación: 09-09-15
El papa en la plaza de San Pedro, el pasado domingo. Por: AFP
Más noticias que te pueden interesar

El papa Francisco reformó ayer el procedimiento de la Iglesia católica para anular los matrimonios, haciéndolo más simple, rápido y gratuito, una revisión pensada para los más pobres, pero vista con recelo por los más conservadores.

A un mes del delicado sínodo de los obispos sobre la familia, esta reforma podría ser mal vista por algunos prelados conservadores que temen que se trate de la introducción de un divorcio católico disimulado, pese a que solo atañe al procedimiento y no a los motivos.

La reforma, anunciada en dos motu proprio (carta papal) –una para la Iglesia romana y otra para las Iglesias orientales vinculadas a Roma–, refleja la voluntad de Jorge Mario Bergoglio de desburocratizar la justicia vaticana y de otorgar un papel a los obispos.

El papa hace referencia al “gran número de fieles” que actualmente no pueden anular sus nupcias “debido a la distancia física y moral” con las “estructuras jurídicas” de la Iglesia. El santo padre decidió que una sola sentencia bastará para decretar la nulidad del matrimonio eclesiástico, en vez de las dos que se requerían hasta ahora.

El recurso al tribunal de la sede apostólica romana, la Rota, seguirá siendo posible, pero excepcional. Para pronunciarse sobre un recurso de anulación, el obispo designará a un juez único del clérigo, y deberá asegurarse de que “ningún laxismo será permitido”. Un trámite más corto está previsto para los casos de anulación más evidentes. En estos casos, el obispo de la diócesis será él mismo juez, con el fin de que las decisiones respeten “la unidad católica en la fe y la disciplina”.

El papa decidió que el procedimiento sea gratuito, con la ayuda de las conferencias episcopales a las que se les pide otorgar una “retribución digna” al personal de los tribunales.

Los conservadores estiman que estas reformas quebrantan la institución. Según ellos, otorgar más fácilmente la nulidad equivale a un divorcio católico disimulado.

Costo elevado

Según fuentes vaticanas, este proceso puede prolongarse hasta una década. En Italia, presentar un caso cuesta €535 (US$586), pero los costes legales pueden elevarse a miles de euros. Para monseñor Pio Vito Pinto, del Tribunal de la Rota Roma, organismo de apelaciones en los casos de anulación de matrimonios, las reformas son las más amplias en cuestión matrimonial desde los tiempos de Benedicto XIV, en el siglo XVIII.  –DPA/AP

Razones

Reconocer la nulidad del matrimonio equivale a decir que debido a un defecto desde el principio, el sacramento nunca tuvo lugar. Esto permite a los exesposos casarse de nuevo por la Iglesia. Por el contrario, rechaza el divorcio y considera al segundo matrimonio por lo civil como una infidelidad al verdadero cónyuge.

> El matrimonio católico puede anularse por varias razones, entre ellas la infidelidad reiterada, esterilidad acreditada, enfermedades contagiosas, ausencia de deseo de tener hijos, falta probada de fe, o acuerdos matrimoniales para sortear la legislación migratoria. Fuera de esos casos, el Vaticano insiste en que el matrimonio es para toda la vida. AFP/dpa

Etiquetas: