Miércoles 14 DE Noviembre DE 2018
Mundo

Colombia y Venezuela se encuentran ante la OEA

Políticos colombianos piden al presidente Juan Manuel Santos decrete emergencia económica para asistir la crisis fronteriza.

Fecha de publicación: 01-09-15
El Consejo Permanente de la OEA escuchó a los embajadores en la sesión extraordinaria de ayer, en Washington. Por: DPA/A
Más noticias que te pueden interesar

La Organización de Estados Americanos (OEA) convocó ayer a una reunión extraordinaria de ministros de Exteriores a petición de Colombia para analizar “la situación humanitaria que viven los ciudadanos colombianos en Venezuela con ocasión de las recientes deportaciones generadas por la forma como estos ciudadanos están siendo deportados y obligados a salir de Venezuela”.

La misma jornada en que se celebró la reunión, el secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, aseguró en Montevideo que el organismo propondrá algunas soluciones a la crisis fronteriza entre ambos países.

Colombia y Venezuela se encontraron ayer en la OEA para defender sus puntos de vista sobre el porqué del cierre desde hace más de una semana de la frontera entre los dos países luego de que presuntos contrabandistas colombianos hirieron a tres militares de la guardia venezolana.

El primero en tomar la palabra fue el embajador colombiano ante la OEA, Andrés González, quien dijo que su país está indignado con el supuesto maltrato que Venezuela le da a más de un millar de sus compatriotas que viven en los municipios fronterizos.

Según González, es inaceptable que haya habido deportaciones por el hecho de ser ciudadanos colombianos y por no tener la documentación en regla. Por eso pidió el respeto al debido proceso: una notificación para los migrantes y el derecho a la defensa.

Desde el momento en que Maduro ordenó el cierre de la frontera, según cifras oficiales, 1,097 colombianos han sido deportados o expulsados de Venezuela.

Luego el embajador Roy Cháderton defendió la polémica decisión de las deportaciones con un constante argumento: en Venezuela viven actualmente 5.5 millones de colombianos.

Al decir del diplomático, los recientes operativos de deportación no fueron dirigidos contra los colombianos de bien sino contra delincuentes. En la frontera colombo-venezolana, enfatizó, hay gente de bien, pero también criminales como narcos, paramilitares y sicarios. Hizo hincapié en que contrabandistas colombianos compran barato en los almacenes venezolanos productos de primera necesidad y se los llevan a su país para venderlos más caros.

Cháderton no dudó en afirmar que Venezuela supera las diferencias por la vía diplomática porque “nuestra diplomacia es de paz”.

Colombia quiere convocar el próximo 3 de septiembre a una reunión de consulta de ministros de Exteriores de la OEA para tratar el tema de deportación de colombianos de Venezuela, a lo que se opone Venezuela, que considera que este asunto se debe resolver de manera bilateral o en el seno de Unasur.

Las relaciones entre Caracas y Bogotá entraron en una crisis luego de que Maduro resolvió a partir del 20 de agosto el cierre de algunos pasos fronterizos en el estado de Táchira a raíz del ataque que sufrieron tres militares y un civil en un operativo contra el  contrabando.

Emergencia económica

En Colombia el partido Cambio Radical, que integra la coalición de gobierno nacional, anunció que le pedirá al presidente Juan Manuel Santos que decrete la emergencia económica para atender la crisis fronteriza. Desde Vietnam el presidente venezolano Nicolás Maduro sostuvo que en Colombia hay una “campaña de odio” para asesinarlo. El gobernante dijo a la televisión venezolana que la campaña en su contra se hace “con la vista gorda” del gobierno de Bogotá, al que pidió asumir su responsabilidad en la crisis por el cierre de la frontera binacional. –DPA

A debate

> Los cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) debatirán el asunto en una reunión extraordinaria prevista para este jueves en Quito. Según cifras del Gobierno colombiano, las autoridades venezolanas han deportado a un millar de sus compatriotas y más de 6 mil regresaron a su país espontáneamente por temor a ser expulsados a la fuerza, quedar separados de su familia y perder sus pertenencias. –AFP

Etiquetas: