Jueves 18 DE Julio DE 2019
Mundo

SIP cuestiona protección de periodistas en México

El alcalde de la ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, señaló que “no habrá impunidad en este asunto”, y aseguró que “ninguna línea de investigación se descartará”.

Fecha de publicación: 04-08-15
Espinosa fue sepultado ayer en un cementerio de la Ciudad de México. Aunque el país ha progresado en protección a periodistas, no se ha registrado una sentencia por ataques.
Por: AFP/AP/DPA

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) cuestionó ayer el mecanismo para proteger a los periodistas en México, uno de los países de mayor riesgo para la profesión, luego del asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa junto a cuatro mujeres.

 

“Algo está fallando y es lamentable que el periodista fuera asesinado precisamente en la Ciudad de México, a donde buscó refugio para resguardar su seguridad física”, señaló el presidente de la SIP, el peruano Gustavo Mohme, en un comunicado.

 

El cuerpo sin vida de Espinosa, de 31 años, quien trabajaba para AVC Noticias de Veracruz, la Revista Proceso y la agencia Cuartoscuro, fue hallado el viernes pasado en un departamento de una zona de clase media en el sur capitalino, junto a los cuerpos sin vida de cuatro mujeres, una de ellas activista de derechos humanos de Veracruz, Nadia Vera.

 

Espinosa se había trasladado a la capital en junio buscando ponerse a salvo tras sufrir en Veracruz distintas agresiones, entre ellas una golpiza por parte de policías estatales en 2013, y recientes actos de intimidación.

 

Por otro lado, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONUDH) también condenó los asesinatos.

 

La ONUDH explicó que, según informes obtenidos por su oficina, “los cinco tendrían marcas de tortura en sus cuerpos, incluyendo de violencia sexual”.

 

Además, informó que la vivienda en la que fueron hallados los cuerpos fue saqueada, por lo que la primera línea de indagación apunta a un aparente robo. Sin embargo, grupos de activistas exigen que se investigue el delito contra la libertad de expresión.

 

Ayer, familiares, amigos y colegas despidieron a Espinosa. “Tu eras ojos para todos. Hoy seremos tu voz, que no dejará de exigir justicia”, se leía sobre un cartel colocado junto a la tumba, donde sus colegas alzaron sus cámaras fotográficas al aire. Era “un joven inquieto, muy alegre, con muchas ganas de trabajar”, rememoró Pedro Valtierra, director de Cuartoscuro, en entrevista con Radio Fórmula.

 

Mientras, Rafael Rodríguez, director de Proceso afirmó que la versión de las autoridades tiene “dos distorsiones”. Primero, contemplar el móvil como un simple robo “ante la brutalidad del asesinato”, y en segundo lugar, “decir que nuestro compañero venía (a la capital) por nuevas oportunidades de trabajo”, cuando en realidad “venía explícitamente para refugiarse”. Rodríguez agregó que la posición de la fiscalía “nos ofende”.

 

Decenas de personas protestaron en Chiapas (suereste), tierra natal de Vera, para exigir que el gobernador de Veracruz, Javier Duarte, vaya “a la cárcel” por estos asesinatos.

 

Un 90 por ciento de los crímenes contra periodistas en México, desde 1992, han quedado impunes, según el Comité para la Protección de Periodistas.

 

 

Otro ataque
Instalaciones del diario Presente de la ciudad de Poza Rica en el estado de Veracruz (este), el más peligroso de México para la prensa, fueron atacadas por desconocidos con armas de grueso calibre, que también incendiaron un vehículo, informó ayer el director del diario, Jesús Villanueva. El gobierno de Veracruz informó en un comunicado que “se activaron los protocolos de seguridad” y se le brindó vigilancia policial a las instalaciones y a su personal. –AFP

+ 80


Comunicadores han sido asesinados y 17 desaparecidos en la última década, según Reporteros sin Fronteras. México es uno de los países de mayor riesgo para ejercer el periodismo.