Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Examinan pasado oscuro

Brasil fue uno de los mercados de esclavos más grande del mundo. Hoy, el país investiga este periodo de la historia.

Fecha de publicación: 20-07-15
Un hombre desciende por una calle conocida como “Pedra do Sal”, una vía por la que los esclavos subían la colina con pesadas cargas de sal en Río de Janeiro. Por: AP
Más noticias que te pueden interesar

Raptado en África y vendido como esclavo en Brasil, la historia de Mahommah Baquaqua, que escapó a la libertad en Nueva York, es la única que se conoce y que relata de primera mano y en profundidad el tema de la esclavitud en el gigante de América del Sur.

 

Pero pocos en Brasil conocen la biografía de Baquaqua que, 160 años después de ser escrita, va a ser publicada en portugués por primera vez en momentos en que el país experimenta un impulso creciente para examinar su complejo y oscuro pasado racial.

 

Este año se creó una Comisión de la Verdad que tiene la misión de investigar el periodo de la esclavitud, que abarca unos 350 años. Los turistas que vengan a ver los Juegos Olímpicos en 2016 podrán caminar por un sendero marcado de sitios históricos, entre los que se encuentra una fosa común donde los esclavos que morían en su periplo desde África eran arrojados.

 

Un sitio web sobre la vida de Baquaqua se lanzará el próximo mes, la edición de un libro para niños está en marcha, y maestros de escuela de un estado del noreste están siendo capacitados para incorporar las enseñanzas del texto en clase.

 

“Vemos que hay un gran interés del público en general en conocer esta historia”, dijo Bruno Veras, uno de los investigadores.

 

Brasil era el mercado de esclavos más grande del mundo antes de que la esclavitud se aboliera en 1888. También fue el último país del continente americano en abolirla. Algunos investigadores dicen que académicos del pasado querían alimentar el mito de la democracia racial brasilera y de popularizar la falsa versión de que la esclavitud fue benigna en comparación con la de Estados Unidos.

 

“La esclavitud en Brasil fue igual de cruel comparada con otros países. Pero para la población eso es desconocido, especialmente para el pueblo negro, nuestros jóvenes”, dijo Marcelo Dias, presidente de la Asociación de Abogados de Río de Janeiro, fundador de la Comisión de la Verdad.

 

A diferencia de Estados Unidos, donde miles de esclavos contaron sus historias como esclavos y luego como personas libres durante los años de la abolición, el relato de Baquaqua es el único del que se tiene evidencia en Brasil.

 

Baquaqua contó su relato dictándolo en un inglés imperfecto cuando vivió en libertad en Canadá en 1854. Dijo que nació en el seno de una familia de comerciantes hacia 1824 en lo que hoy es Benin, África Occidental. Fue capturado en 1845 y enviado a una playa cerca de Recife, Brasil. Luego fue vendido en Río de Janeiro al capitán de un buque mercante que zarpó en 1847 rumbo a Nueva York, donde la esclavitud había sido abolida.

 

Baquaqua intentó escapar tan pronto el buque arribó a Nueva York, pero fue encarcelado. Más tarde se liberó con la ayuda de los abolicionistas, huyó a Boston y luego a Haití.

Etiquetas: