Martes 18 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Los túneles de «El Chapo» y su segunda fuga en México

Un túnel de 1.5 kilómetros sirvió para que uno de los principales líderes del narcotráfico mexicano, Joaquín “El Chapo” Guzmán”, escape por segunda vez de una cárcel de máxima seguridad en un suceso que podría emular a las películas de Hollywood.

Fecha de publicación: 13-07-15
Por: DPA
Más noticias que te pueden interesar

“El Chapo”, líder del cártel de Sinaloa, escapó la noche del sábado a través de un túnel que se construyó en su celda de la prisión de máxima seguridad Altiplano, en la ciudad de Almoloya de Juárez. De acuerdo con las autoridades mexicanas, el túnel tiene 1,7 metros de alto y unos 80 centímetros de ancho y desemboca en el municipio de Santa Juanita, en la misma ciudad.

 

Pero no se trata de un simple hoyo excavado en la tierra. La red de túneles contaba con alumbrado y ventilación para que Guzmán transitara por él sin problemas. “A lo largo del túnel se encontraron instrumentos de construcción, tanques de oxígeno, recipientes con combustible, madera de cimbra y tuberías, entre otros objetos”, precisó el Comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido.

 

AFP

AFP

 

La primera vez que “El Chapo” escapó de una prisión mexicana fue en 2001, después de haber sido capturado en 1993 en Guatemala. El capo más buscado del mundo logró fugarse del penal de máxima seguridad de Puente Grande, en el oeste de México, donde cumplía una condena de 20 años y llevaba ocho detenido.

 

En esa ocasión, Guzmán, de 58 años, supuestamente se escondió en un carrito de lavandería y, con la complicidad de agentes custodios, logró pasar por seis puntos de vigilancia hasta llegar a la aduana de la prisión y, posteriormente, al estacionamiento. Bajo sobornos e intimidación, “El Chapo” se hizo dueño de Puente Grande y logró una proeza que fue cuidadosamente planeada y que lo convirtió en una leyenda.

 

 

La fuga de 2001, tan sólo 50 días después de que el entonces presidente Vicente Fox (2000-2006) asumiera el cargo, fue considerada como el escape perfecto por mucho tiempo. Pero Guzmán quizo superar ese título y lo consiguió. Tras 13 años prófugo, su recaptura en febrero 2014 fue el mayor logro del gobierno de Enrique Peña Nieto. Antes de eso, “El Chapo” había logrado burlar a las autoridades utilizando un sistema de túneles subterráneos que conectaban varias casas en Culiacán, capital del estado de Sinaloa, al noroeste del país.

 

AFP

AFP

 

 

La fuga del sábado marca un nuevo hito para las autoridades mexicanas y el famoso gánster buscado por Estados Unidos, que llegó a ofrecer cinco millones de dólares de recompensa por información para su captura antes del año pasado. De acuerdo con el Comisionado, la jornada del sábado transcurrió de manera normal hasta las 20:52 horas, cuando las cámaras de seguridad registraron la imagen de Guzmán por última vez. Tras notar su ausencia, se activó la alarma en el penal Altiplano, donde minutos después se encontró “la boca del túnel” de 50 centímetros de diámetro en la ducha de la celda de “El Chapo”.

 

 

El túnel sirvió de conexión con un conducto vertical de diez metros de profundidad, habilitado con una escalera, con la que el capo logró acceder al conducto mayor de 1,5 kilómetros. El escape de “El Chapo” motivó la detención de 18 custodios, que fueron trasladados a las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), para ser investigados.

 

 

“El Chapo” Guzmán, cuya vida ha inspirado canciones y novelas, logró formar una poderosa red de tráfico de cocaína, marihuana, heroína y metanfetaminas, según el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Su apodo viene de la expresión “chaparro”, que se refiere a su baja estatura de 1,68 metros, y la fortuna que amasó con sus negocios ilícitos dejó una gran estela de muerte y corrupción tanto en México como en Estados Unidos.

 

Etiquetas: