Martes 20 DE Noviembre DE 2018
Mundo

Otorgan perdón a 165 personas en Egipto por el Ramadán

El presidente egipcio emitió un decreto el miércoles en el que perdonó a 165 personas, en su mayoría jóvenes condenados por violar leyes sobre manifestaciones y por delitos menores, ante la llegada del mes sagrado del Ramadán.

Fecha de publicación: 17-06-15
Por: AP
Más noticias que te pueden interesar

Muchos de los perdones otorgados por el presidente Abdul Fatá El Sisi fueron para estudiantes universitarios, algunos de ellos encarcelados bajo una ley draconiana que castiga duramente las manifestaciones realizadas sin permiso de la policía.

 

La medida llega en medio de una campaña orquestada por el Estado para silenciar a la disidencia, en la que tribunales emiten sentencias duras tanto contra islamistas como activistas seculares por cargos relacionados en su mayoría con violencia. Los perdones durante festividades nacionales y religiosas son una tradición en Egipto.

 

Grupos defensores de los derechos civiles dicen que las personas perdonadas fueron sentenciadas en los últimos dos años a entre tres y cuatro años de cárcel, y que algunas fueron arrestadas en su casa o cerca de manifestaciones en las que no estaban participando.

 

“No es sólo que esté en operación aquí una nueva ley sobre manifestaciones, sino que también existe un poder judicial deficiente y una carencia de un proceso investigativo creíble, y algunos están siendo acusados bajo otra ley de 100 años de existencia que limita incluso reuniones pequeñas”, dijo Mohamed Zaree, del Instituto de El Cairo para el Estudio de los Derechos Humanos.

 

La medida sobre protestas se convirtió en ley después del golpe militar encabezado por El Sisi que derrocó al presidente islamista Mohamed Morsi en julio de 2013, como parte de medidas de fuerza contra sus partidarios y otros disidentes.

 

La represión, que dejó cientos de personas muertas y miles en prisión, algunos sin que se les formulara cargos, ha ocasionado una acción violenta radical y ataques contra fuerzas de seguridad. Además azuzó una insurgencia que existe desde hace tiempo en la inquieta parte norte de la península del Sinaí.

 

Al amanecer en el-Arish, principal ciudad del área, una bomba destruyó un vehículo blindado de la policía, lo que dejó un agente muerto y cuatro conscriptos heridos, dijo un funcionario de seguridad. Nadie se atribuyó de inmediato el ataque.

Etiquetas: