[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Ciencia & Tec

Arcoíris: Cómo se forman y por qué tienen siete colores


Según la ciencia, hay diversas condiciones para que se forme un arcoíris. En esta nota te explicamos algunas.

foto-articulo-Ciencia & Tec

Los arcoíris son de los fenómenos ópticos más llamativos que el cielo brinda a los seres humanos. Para muchos, ver uno es sinónimo de buena suerte. A pesar de que cuenta con una explicación científica, existen personas que se dejan llevar por versiones religiosas.

En el cristianismo, el arcoíris fue creado por Dios como muestra de la voluntad divina y para recordar a los hombres la promesa hecha por el propio Dios a Noé de que jamás volvería a destruir la tierra con un diluvio. 

Por otro lado, es mencionado en el poema sumerio de “La Epopeya de Gilgamesh”; en la mitología griega como la diosa Iris, quien era la mensajera entre el cielo y la tierra; así como en la mitología nórdica, que describe al arcoíris como un puente que une los mundos de Midgard y Asgard.

No obstante, la ciencia lo ha estudiado  por algún tiempo y ha determinado cómo se forma, su duración aproximada, el por qué de sus siete colores, entre otros.

El arcoíris es un fenómeno meteorológico y se presenta en forma de arco de luz multicolor, por la refracción de la luz solar (luz blanca) en las gotas de lluvia que están suspendidas en la atmósfera. 

En su manifestación más intensa se pueden apreciar los siete colores: el rojo en la parte superior o exterior y sucesivamente el naranja, el amarillo, el verde, el azul, el índigo y el violeta en la parte inferior o interior.

¿Cómo se forman los arcoíris?

De acuerdo con una publicación de Time and Date, un arco iris es un fenómeno óptico que involucra tres procesos: reflexión, dispersión y refracción .

Según la información, las gotas de agua pueden actuar como pequeños espejos. Cuando un rayo de luz solar incide en una de estas diminutas esferas de agua, la mayor parte de la luz rebota en su pared trasera y se refleja de vuelta. 

Durante una lluvia, el aire está lleno de gotas de agua que actúan juntas como una cortina reflectante hecha de millones de espejos minúsculos que devuelven la luz del sol.

Sin embargo, la luz del sol es blanca, entonces, si las gotas de agua reflejan la luz del sol, ¿cómo obtiene el arcoíris sus colores? Aquí es donde entra en juego el segundo proceso: la dispersión de la luz.

La luz solar pura puede parecer blanca, pero consta de todos los colores visibles. Tan pronto como un rayo de luz solar entra en una gota de agua, se divide en sus componentes, lo que hace que sus colores se desplieguen y se vuelvan visibles como un espectro de colores. Esto sucede tanto cuando el rayo entra en la gota como cuando vuelve a salir de la gota.

Es por ello, que a medida que el rayo de luz entra y sale de la gota de agua, su dirección también cambia ligeramente en un proceso llamado refracción, en el cual cada color se refracta en una dirección marginalmente diferente, creando la impresión de un abanico de colores. 

Asimismo, detallaron que en relación con la dirección del rayo de luz entrante, el componente de luz roja sale de la gota en un ángulo ligeramente mayor que el componente naranja.

Los colores del arcoíris

Una publicación de Ecología Verde, detalla que cada gota de agua refleja todos los colores de la luz del sol. 

Sin embargo, debido a que refleja y refracta cada color en un ángulo ligeramente diferente, solo un color de cada gota llega a tus ojos. Por ejemplo, solo puede ver la luz roja de las gotas que están más arriba en el cielo, y solo la luz naranja de las gotas que están un poco más abajo.

Así es como se forman las dos franjas superiores del arco iris, rojo y naranja. Más abajo, las gotitas forman un ángulo aún más agudo entre usted y el Sol, por lo que le devuelven los componentes amarillo, verde, azul, índigo y violeta de la luz solar, creando las franjas restantes del arco iris.

Te puede interesar:

Claudia Ramirez
Reportera de Cultura y Entretenimiento. Periodista profesional con Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos. Considero que la educación es clave para formar una sociedad empática, consciente y justa.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción suplementos
ENERGUATE impulsa reforestación con 45 mil árboles Varias comunidades del país son beneficiadas
noticia Evelin Vásquez*/elPeriódico
Comisión de Postulación discute sobre el perfil de idoneidad y tabla de gradación para la elección de Fiscal General
noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
Esta es la canción más relajante del mundo


Más en esta sección

LOS DECANIETOS DE LA CHINGADA

otras-noticias

Genéricos, más caros que las medicinas de marca

otras-noticias

La genuina autonomía universitaria es ahora resistencia

otras-noticias

Publicidad