[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Local

En Guatemala cerca del 14 por ciento de 10 alimentos básicos se pierden cada año


La FAO hizo una serie de recomendaciones para evitar el desperdicio de alimentos en el marco del Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos (PDA).

foto-articulo-Local

Foto: FAO

En Guatemala se estima que cerca del 14 por ciento de 10 alimentos que son parte de la canasta básica se pierden entre la cosecha y la venta minorista, según reveló un informe que realizó el Observatorio Económico Sostenible (OES) de la Universidad del Valle de Guatemala (UVG) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). 

Minoristas y consumidores acaban desperdiciando otro 17 por ciento de los alimentos. Los eslabones en donde ocurren las mayores pérdidas y necesitan una mayor intervención para evitarlo, son la poscosecha (incluyendo procesamiento y almacenamiento), producción y transporte.

En el marco del Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos (PDA) que se celebra cada 29 de septiembre, la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesan), la FAO y el OES hicieron un llamado para evitar la merma de alimentos desde la industria hasta el hogar.

Según el Estado Mundial de la Agricultura y la Alimentación elaborado por FAO, intervenir para reducir la pérdida y desperdicio de alimentos tiene beneficios como aumentar la productividad y el crecimiento económico, mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición y mitigar los efectos ambientales. 

Mejores prácticas

La FAO dio a conocer algunas prácticas que han promovido y que ayudan a reducir la pérdida de alimentos y aumentar la eficiencia de los sistemas agroalimentarios.

En Asia, la agencia de la ONU capacitó a productores de mangos que tenían escasos conocimientos sobre la forma de manipular las frutas después de la cosecha y no tenían recursos para fortalecer su cadena de suministro para evitar pérdidas. Se promovió el uso de cajas de plástico para el envasado a granel reduciendo al mínimo las pérdidas durante el transporte 

Además, les enseñaron a controlar controlar las enfermedades poscosecha que permitió que la vida útil en las tiendas y los mercados aumentara significativamente.

Pérdidas en la región 

En América Latina se pierden 220 millones de toneladas de alimentos al año, equivalente a US$150 millardos. Los alimentos que se pierden componen una dieta saludable, como las frutas y verduras (24 por ciento de pérdida) o los pescados (35 por ciento de pérdida), entre otros

Luisa Paredes
Editora de Sociedad en elPeriódico. Licenciada en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Centro mi trabajo en el periodismo digital.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción / elPeriódico
Facultad de Medicina de la UFM recibe acreditación internacional
noticia Europa Press
La atmósfera se adentra condiciones no vistas en millones de años
noticia Redacción Cultura
El CFCE de Antigua invita a visitar sus exposiciones


Más en esta sección

Tu opinión cuenta. Construyamos juntos elPeriódico aquí

otras-noticias

No nos vamos, estamos preparando el futuro

otras-noticias

Etanol y Gasolina, Riesgosa Mezcla

otras-noticias

Publicidad