[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

ARQ & Ambiente

Antiguas ciudades mayas estaban contaminadas con mercurio


Este elemento habría supuesto un peligro para la salud, pues el envenenamiento crónico daña el sistema nervioso, riñones y el hígado, temblores, enfermedades de visión y audición, parálisis y problemas de salud mental.

foto-articulo-ARQ & Ambiente

El subsuelo de las antiguas ciudades mayas tenían altos niveles de contaminación por mercurio, que se debería al uso frecuente de este elemento y productos que lo contienen durante el periodo clásico, lo que pudo ser un peligro para su salud.

Un artículo que publica ‘Frontiers in Environmental Science’ agrega que esta contaminación es, en algunos lugares, tan fuerte que incluso hoy podría ser un peligro potencial.

Descubrir mercurio enterrado en las profundidades de los suelos y sedimentos de las antiguas ciudades mayas “es difícil de explicar hasta que empezamos a considerar la arqueología de la región, que nos dice que los mayas utilizaron el mercurio durante siglos”, explicó el autor principal, Duncan Cook, de la Universidad Católica de Australia.

El equipo revisó para su estudio todos los datos sobre las concentraciones de mercurio en el suelo y los sedimentos de los sitios arqueológicos del antiguo mundo maya.

En los sitios del Periodo Clásico (de 250 a 1100), para los sitios donde hay mediciones, la contaminación en mercurio era detectable en Chunchucmil (México); Marco Gonzales y Actún Kan (Belice); La Corona, Tikal, Petén Itzá, Piedras Negras y Cancuén (Guatemala); Palmarejo (Honduras) y Cerén (El Salvador).

Chan b’i (Belice) es el único lugar con datos disponibles donde no se detectó contaminación por mercurio.

Las concentraciones oscilan entre 0.016 partes por millón en Actún Kan y hasta “la extraordinaria cifra” de 17.16 partes por millón en Tikal. El umbral de efecto tóxico (TET) para el mercurio en los sedimentos se define como 1 parte por millón.

Para buscar el origen de esta contaminación, los autores destacan que se han encontrado vasijas selladas llenas de mercurio líquido en yacimientos mayas como Quiriguá (Guatemala), El Paraíso (Honduras) y la antigua megalópolis multiétnica de Teotihuacán (México central).

En otros lugares de la región maya, los arqueólogos encontraron objetos pintados con pinturas que contienen mercurio, principalmente hechas con el mineral cinabrio o bermellón.

Por ello, concluyen que los antiguos mayas utilizaban con frecuencia pinturas y polvos que contenían cinabrio para la decoración, un mercurio que podría haberse filtrado de los patios, las zonas del suelo, las paredes y la cerámica, y haberse extendido posteriormente al suelo y al agua.

Agencias
Las mejores agencias de noticias desplegadas por todo el mundo, reportando los hechos para elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción/elPeriódico
Inicia segundo día de entrevistas a candidatos a fiscal general
noticia Redacción Cultura
“Solamente siete palabras” se presentará en La Antigua Guatemala
noticia Cristian Veliz / elPeriodico
El llamamiento para jueces fue ampliado por solicitud de la Corte Suprema de Justicia (CSJ)


Más en esta sección

Etanol y Gasolina, Riesgosa Mezcla

otras-noticias

Ilusión electoral oficialista

otras-noticias

¿Qué pasó en las aulas de América Latina?

otras-noticias

Publicidad