[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Ciencia & Tec

Fuga de combustible demora preparación del despegue del cohete lunar de la Nasa


El cohete SLS, de color naranja y blanco, que realizará su vuelo inaugural desde el Centro Espacial Kennedy en Florida, es el más potente del mundo.

foto-articulo-Ciencia & Tec

Los últimos preparativos del nuevo cohete lunar de la Nasa se retrasaron el sábado por una fuga de combustible detectada pocas horas antes del despegue de la misión de prueba, que se espera que ponga en marcha el programa Artemis para devolver a los estadounidenses a la Luna.

El cohete SLS, de color naranja y blanco, que realizará su vuelo inaugural desde el Centro Espacial Kennedy en Florida, es el más potente del mundo.

El despegue está previsto para las 14H17 local (18H17 GMT), con un posible retraso de hasta dos horas. Las condiciones meteorológicas son favorables en un 60% al principio de la ventana de lanzamiento y mejoran gradualmente hasta el 80%.

Poco antes de las 06H00 hora local, la directora de lanzamiento, Charlie Blackwell-Thompson, dio el visto bueno para comenzar a llenar los tanques del cohete con su combustible criogénico: en total, unos tres millones de litros de hidrógeno y oxígeno líquidos ultrafríos.

Poco más de una hora después, se detectó una fuga al pie del cohete, en la tubería por la que el hidrógeno fluye hacia el depósito. El flujo se detuvo mientras los equipos buscaban una solución. La NASA no indicó inmediatamente cómo este problema podría afectar al tiempo de lanzamiento.

El lunes, un primer intento fue cancelado a último momento por problemas técnicos, especialmente con la refrigeración de los motores.

En caso de un nuevo impedimento el sábado, el lanzamiento del Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS) podría reprogramarse para el lunes o martes. Luego, la fecha más temprana sería el 19 de septiembre, debido a las posiciones de la Tierra y la Luna.

El objetivo de esta misión no tripulada, bautizada Artemis 1, es verificar que la cápsula Orion situada en la parte superior del cohete es segura para el futuro envío de astronautas.

Con esta misión, la NASA pretende renovar su compromiso con la exploración humana lejana, ya que la Luna está 1.000 veces más lejos que la Estación Espacial Internacional.

La NASA busca ahora establecer allí una presencia humana duradera, con el fin de convertirla en un trampolín para un viaje a Marte.

Seis semanas en el espacio

Si todo sale como está previsto, dos minutos después del despegue los propulsores volverán a caer al Atlántico. Ocho minutos más tarde, el piso principal se separará y aproximadamente una hora y media después un último empujón desde el piso superior pondrá a la cápsula en camino a la Luna, a la que tardará varios días en llegar.

Se espera que en total el viaje dure unas seis semanas.

Orión se aventurará hasta 64.000 kilómetros detrás de la Luna, más lejos que lo realizado por cualquier otra nave espacial habitable hasta el momento.

El objetivo principal de la misión de Artemis 1 es probar el escudo térmico de la cápsula, el más grande jamás construido.

En su regreso a la atmósfera terrestre, deberá soportar una velocidad de 40.000 km/h y una temperatura equivalente a la mitad de la que se registra en la superficie del sol.

La nave debería recorrer unos 2,1 millones de kilómetros hasta caer en el Océano Pacífico.

Alunizaje en 2025

Si la misión resulta completamente exitosa sería un alivio para la NASA, que contaba originalmente con lanzar el SLS en 2017 y habrá invertido de aquí a 2025 más de 90.000 millones de dólares en su nuevo programa lunar, según lo establecido por una auditoría pública.

El nombre Artemis fue elegido para evocar a una figura femenina, hermana gemela del dios griego Apolo, y en contrapunto al programa espacial que con ese nombre llevó al hombre a la Luna.

Apolo transportó a la superficie lunar, entre 1969 y 1972, solo a hombre blancos y ahora la NASA pretende que una primera mujer y una primera persona de color lleguen al satélite de la Tierra.

La próxima misión, Artemis 2, en 2024, transportará astronautas pero no alunizará. Ese honor será reservado para la tripulación de Artemis 3, que será lanzado no antes de 2025. Después, la NASA espera realizar aproximadamente una misión al año.

El plan de la agencia estadounidense es construir una estación espacial en la órbita lunar, llamada Gateway, y una base en la superficie de la Luna.

La NASA aspira a probar allí las tecnologías necesarias para enviar a los primeros humanos a Marte: nuevos trajes, un vehículo para desplazarse o un posible uso del agua lunar, entre otros objetivos.

Según el director de la agencia espacial, Bill Nelson, un viaje de ida y vuelta a Marte a bordo de Orion, que duraría varios años, podría ser intentado a fines de la década de 2030.

Te puede interesar:

Agencias
Las mejores agencias de noticias desplegadas por todo el mundo, reportando los hechos para elPeriódico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Instagram prueba las suscripciones de pago para acceder a vídeos en directo y contenidos exclusivos
noticia EFE
Nicaragua: prohíben procesiones católicas en Masaya
noticia EFE
Nueva ley contra el aborto es una “grave amenaza” para las mujeres, dice AI


Más en esta sección

Ataque armado deja 18 muertos en sur de México, entre ellos un alcalde

otras-noticias

Manuel Baldizón permanecerá detenido en Mariscal Zavala

otras-noticias

Venezolanos hacen batir récord de migrantes en selva de Panamá rumbo a EE. UU.

otras-noticias

Publicidad