[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Local

Empleados de “elPeriódico” fueron retenidos por más de 16 horas


Las oficinas centrales del diario fueron allanadas al mismo tiempo que la residencia del presidente del medio, Jose Rubén Zamora.

foto-articulo-Local

La jornada laboral en las oficinas de elPeriódico estaba cerca de terminar el pasado viernes. Una de las últimas operaciones en la sede del medio fue recibir un material que sería insertado en la edición del día siguiente. 

Alrededor de las 4:00 de la tarde, un grupo de agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y fiscales del Ministerio Público (MP) rodearon la entrada. El guardia de seguridad y la recepcionista de elPeriódico fueron sorprendidos, sin capacidad de comunicarse con otros compañeros para avisarles de la presencia policial.

La recepcionista Alejandra Calderón recibió un documento sobre una orden de allanamiento, que firmó y selló de recibido. Haber firmado el documento implicó que se quedara retenida por 16 horas, junto a los jefes de diferentes áreas de las oficinas centrales del medio.

Entre el nerviosismo provocado por la presencia del despliegue policial, Calderón no logró comunicarse con la jefa de Recursos Humanos porque tenía ocupada la línea. “De una vez entraron, sin esperar que alguien llegara a la recepción. Me sentí intimidada, ya que no me permitieron tocar mi teléfono”, indicó. 

Los fiscales y policías rodearon a Alejandra limitándole la movilidad en las oficinas y Juanito, el guardia, quedó fuera del lugar. “Me sentí muy nerviosa”, narra la recepcionista.

Mientras eso ocurría en las oficinas del medio, la residencia del presidente Jose Rubén Zamora también era allanada por otro despliegue policial y del MP, sin que nadie supiera las razones. 

Incomunicados 

Los trabajadores no saben precisar cuántas personas conformaban el grupo que realizó el allanamiento. Indican que eran tres fiscales, dos técnicos del MP y entre 10 y 12 policías. 

Les pidieron a todos los trabajadores que colocaran sus teléfonos celulares sobre una mesa ubicada en el pasillo central de la oficina. En una sala entrevistaron a cada trabajador por separado. La jefa de Créditos y Cobros, Nataly Pérez, fue quien pasó más tiempo en el interrogatorio, le incautaron una computadora y su teléfono celular.

Afuera de las oficinas se pudo observar tres autopatrullas y varios agentes de la División Especializada en Investigación Criminal (DEIC) y de las Fuerzas Especiales. Uno de los fiscales que participó en la diligencia exigió que se le entregara la patente de comercio de la empresa.

Luego, las fuerzas de seguridad indicaron que nadie podía salir de las oficinas hasta que ellos lo permitieran. Alrededor de las 18:00 horas, las autoridades permitieron el retiro de cinco empleados de elPeriódico.

Cuatro horas antes los fiscales habían indicado que no tenían diligencias en el área de talleres donde se imprime el diario. 

Posteriormente cambiaron de opinión y obligaron a los trabajadores de dicha área a retirarse. 

Sin embargo, siete siguieron retenidos adentro y un guardia afuera; entre ellos, la recepcionista, dos técnicos, un mensajero y los jefes de Recursos Humanos, Contabilidad y Créditos y Cobros.

Preocupación

Las horas pasaban sin saber en qué momento podrían ser liberados. El anuncio de los policías para pedir una pizza fue la pauta de que se mantendrían ahí por mucho tiempo. 

Alrededor de las 23:30 horas del viernes, familiares de los trabajadores permanecían afuera del complejo donde se ubican las oficinas centrales de elPeriódico, en la colonia San Ignacio, en la zona 7 de Mixco. Un piloto de la empresa que se encontraba afuera de las instalaciones salió a explicarles la situación, y aprovecharon para enviarles algo de comida.

Durante el tiempo que estuvieron retenidos, los mantuvieron incomunicados, les quitaron sus celulares. Solo les permitieron comunicarse por la planta, en compañía de alguien para verificar que no comentaran nada de la operación judicial. 

¿Qué buscaban?

¿Qué se llevaron?

Los investigadores revisaron 21 ambientes, incluyendo la bodega de producción; sin embargo, se centraron más en los dispositivos digitales.

Cerca de la 1:00 de la madrugada del sábado llegó un ingeniero en sistemas del Ministerio Público a apoyar. Los investigadores confiscaron la computadora y teléfono celular personal de la jefa de Créditos y Cobros, la base de datos de su correo electrónico en una USB, el grabador del sistema de cámara y el celular del mensajero de la empresa. Además, se llevaron una factura anulada, una vigente y una orden de anticipo de publicidad. El MP en un comunicado niega el secuestro de equipos o que se impidiera circular el impreso. Pero mientras ellos permanecieron en el lugar la operación de impresión fue imposible. 

Inconsistencia 

Hasta las 5:50 horas del sábado acudió la jueza de Paz de Mixco, quien realizó una exhibición personal a favor de los empleados que permanecían en el lugar. El guardia de seguridad (Juanito) pudo ingresar. Le comentó a la jueza que no se le había permitido ingresar al baño ni por una medicina que debía tomar. Una situación similar vivió la jefa de Recursos Humanos, que tampoco pudo tomar su medicamento.

Según los trabajadores, la jueza indicó que era inconsistente que les hayan quitado los teléfonos personales. “Le llamó la atención al licenciado que estaba a cargo, Pedro Otto Hernández, porque ya era demasiado tiempo (en el allanamiento), era tarde”. Los trabajadores no habían podido dormir ni comunicarse libremente. Su visita duró 40 minutos. Al marcharse les dijo que la diligencia debía terminar pronto.

Y fue hasta las 8:30 horas de ayer que el personal del MP y la PNC salió de forma apresurada. Los trabajadores salieron de las oficinas con rostros cansados, preocupados y molestos. No sabían nada de lo que pasaba afuera. Minutos antes, los fiscales les leyeron el acta que les indicó que el allanamiento era por narcoactividad, lavado y crimen organizado. 

Con información de C. Gutiérrez y C. Vélix

Geldi Muñoz
Reportera de Domingo. Trabajó en la sección de Economía de elPeriódico. Tiene una Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la USAC. Cuenta con más de 10 años de experiencia en diferentes medios escritos guatemaltecos.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
El avión a reacción silencioso de la NASA supera el túnel de viento
noticia Christian Gutiérrez/elPeriódico
Gobierno modifica el horario de la Ley seca
noticia Danilo Parrinello
“Noblesse oblige” (nobleza obliga)


Más en esta sección

Negociaciones sobre el programa nuclear iraní, una saga que tiene en vilo al mundo

otras-noticias

TSE continúa empadronando a guatemaltecos que residen en EE.UU.

otras-noticias

China continúa sus ejercicios militares en torno a Taiwán

otras-noticias

Publicidad