[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Local

Un desastre que pudo haber sido evitado por el Gobierno


Al menos 30 familias del barrio El Puente, en la aldea El Ingeniero, Chiquimula, perdieron la mayoría de sus pertenencias ante la negativa del Gobierno a atender sus problemas.

foto-articulo-Local

Más de 30 familias que residen en 15 viviendas en el barrio El Puente, aldea El Ingeniero, municipio de Chiquimula, perdieron sus pertenencias y al menos dos casas se derrumbaron, luego de que el pasado 30 de mayo las lluvias que azotaron el municipio inundaron el lugar. 

En marzo pasado, personal de la Unidad Ejecutora de Conservación Vial (Covial) acudió a evaluar el puente. Se dictaminó que debían botarlo para construir uno nuevo, por lo que colocaron un paso provisional, consistente en tres tubos de aproximadamente un metro, los cuales no tenían capacidad para soportar el paso del agua.

Los vecinos advirtieron al gobernador departamental, Ferlandy Cáceres, el 6 de mayo pasado, acerca del peligro que corrían sus viviendas debido a las tuberías estrechas que fueron instaladas en el paso provisional y lo fuerte de las corrientes durante el invierno. Enviaron una carta al gobernador para solicitarle su intervención, pues las lluvias, que ya habían iniciado, anegaron sus casas y el agua se estancó.

En esa fecha, los vecinos que firmaron el documento señalaron que una vivienda fue destruida debido a la inundación. Sin embargo, sus reclamos no fueron escuchados por la Gobernación Departamental y los trabajadores que se encontraban en el lugar tampoco les prestaron atención, indicó Natalia López, la vecina que tomó la iniciativa de pedir apoyo al Gobierno. “Sufrimos mucho daño el 6 de mayo, por lo que decidí pedir firmas y llevé el documento a la Gobernación, porque ya se había llenado de agua atrás de mi casa. Le dije al encargado de la obra que hicieran algo porque nos íbamos a ahogar, y el señor me respondió: ‘A mí qué me importa si se ahogan; yo tengo mi trabajo’ ”, agregó López.


Varias familias perdieron todas sus pertenencias y no han recibido ayuda del Gobierno después de cinco días.

Un desastre anunciado

El pasado 30 de mayo, dos viviendas fueron destruidas por la inundación, mientras que el badén que se instaló mientras se construye el puente nuevo no soportó la corriente y quedó destruido, lo cual dejó incomunicados los departamentos de Zacapa y Chiquimula.

Las familias perdieron ropa, camas, muebles y electrodomésticos, entre otras pertenencias, además de que varios de los pozos que les sirven para subsistir se contaminaron ante la crecida del río. Algunos pudieron conseguir colchonetas; otros duermen en el suelo. A la fecha, ninguna institución del Gobierno se ha acercado al lugar para verificar los daños que sufrieron ni para brindarles ayuda.

Según los vecinos, el gobernador llegó el martes a hacerles varios ofrecimientos, pero cuatro días después de haber perdido todo, no han vuelto a saber de él ni de la ayuda que les prometió. “Hay familias que perdieron todo, desde las camas hasta los zapatos y la ropa, y no tienen nada que ponerse más que usan. Nos quedamos sin nada; el agua llegó hasta los dos metros de altura. Ahora les pedimos que sean responsables porque es algo que ya sabían que iba a suceder, ya que el badén estaba mal hecho, y ahora por esa irresponsabilidad hay personas durmiendo en el piso”, dijo Marvin Vázquez, otro de los vecinos afectados de la comunidad.

Las autoridades se han referido a los daños ocasionados en el badén y no han hablado sobre los problemas que sufrieron los vecinos. En un comunicado, Covial indicó que las “fuertes lluvias que han afectado al país acrecentaron el caudal del río, provocando el socavamiento y arrastre del paso provisional y badén”. No se logró contactar a ningún representante de la Gobernación Departamental de Chiquimula.

Ayuda

Los pobladores piden apoyo. Necesitan agua, ropa, víveres y colchonetas. 

Contacto: Marco Tulio Vásquez

Presidente del Cocode

Teléfono: 3207-5895

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Italo Antoniotti
El ferri de la desolación
noticia AFP
México resurge en Jamaica
noticia Redacción / elPeriódico
Filtración de datos de banco suizo revela políticos corruptos y delincuentes entre sus clientes


Más en esta sección

Experto en informática forense declara en juicio La Línea

otras-noticias

FECI no apeló fallo que beneficia a Blanca Stalling

otras-noticias

Identifican a 22 migrantes guatemaltecos fallecidos en Texas

otras-noticias

Publicidad