[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

¿Cuándo comenzamos a medir el tiempo? Esta es la historia


Las antiguas civilizaciones fueron las que comenzaron a medirlo como se conoce hasta la fecha.

foto-articulo-Ciencia & Tec

El tiempo ha intrigado a las mentes humanas desde la antigüedad y en un intento de entenderlo se le han otorgado distintos sentidos. Sin embargo, a pesar de que el tiempo es algo con lo que vivimos a diario, existe poca información que explique su origen.

De acuerdo con la Real Academia Española, el tiempo es una magnitud física que permite ordenar la secuencia de los sucesos, estableciendo un pasado, un presente y un futuro.

No obstante, el concepto que actualmente se conoce proviene de los campos más avanzados de la astronomía y la física, teniendo conocimiento de esto desde el inicio de distintas civilizaciones antiguas.

Estas civilizaciones crearon distintas maneras de medir el tiempo, valiéndose de tecnología específica como por ejemplo los cuadrantes solares y los relojes, o bien a partir de elaboraciones intelectuales basadas en la observación astronómica, como lo son los calendarios.

Sin embargo, muchos se preguntan cuándo fue el momento exacto en el que se originó. Se dice que el tiempo nació junto con el Universo en el Big Bang, hace aproximadamente 13 mil 800 millones de años.

¿Cómo medían el tiempo?

Fueron las antiguas civilizaciones las que utilizaron el calendario lunar para calcular el paso del tiempo, ya que la órbita de la luna marcaba las transiciones entre meses y, transcurridos 12 meses, se hablaba de un año.

De acuerdo con una publicación de la Asociación Nacional Profesional de Relojeros en España, las grandes unidades de medida del tiempo como los años, meses y semanas tienen su origen en el Antiguo Egipto. 

La información detalla que a falta de medios con los que medir el tiempo los seres humanos recurrieron a la observación de la salida y puesta del sol, así como la sucesión de las estaciones.

El cielo y los astros, especialmente la luna, fueron de vital importancia para determinar los meses y las semanas, ya que los antiguos egipcios consideraban a la luna como una diosa y era venerada por su capacidad de presentar distintas caras. 

Es por ello que comenzaron a celebrar cada luna nueva en su honor, lo que llevó al origen de los meses como medida de tiempo.

Luego de mucho tiempo observando la luna, se percataron que cada siete días presentaba una forma nueva, como la luna creciente, luna llena, luna menguante y luna nueva. Es así como nace el concepto de tiempo de semana.

Se definen los días y las horas

Posteriormente, los egipcios lograron dividir la noche en 12 partes basadas en 12 estrellas que aparecían sucesivamente en la oscuridad del cielo. Fue así como dividieron la noche en 12 partes iguales y después el día en la misma cantidad para hacer un total de 24 horas.

Según la historia, se tiene conocimiento que fue en Grecia donde se originaron las horas, sin embargo, la medida exacta de 60 minutos surge gracias a los estudios astronómicos del pueblo babilónico y su sistema sexagesimal, el cual utilizaban para realizar cálculos astronómicos. Así es como surgen las horas de 60 minutos y minutos de 60 segundos.

Por su parte, el origen del calendario se remonta a la época del Imperio Romano, donde existían 304 días dispuestos en 10 meses, ellos utilizaban un mes más cada ciertos años para compensar el desajuste temporal. 

De acuerdo con el Canal de Historia, fue con la llegada de Julio César que apareció el calendario Juliano, que dividía el año en 365 días y 12 meses. Este calendario incluyó la reforma de añadir un día más cada cuatro años para compensar el desajuste, por lo que este calendario también ubicó los meses tal y como hoy se conocen.

No obstante, al no corregir por completo el ajuste temporal, en el año 1582 el Papa Gregorio XIII creó el calendario Gregoriano, el cual establece como años bisiestos los múltiplos de cuatro, exceptuando los años múltiplos de 100, para compensar el desajuste temporal.

Según la publicación, a pesar de que este es el calendario que está vigente, tampoco corrige al cien por ciento los desajustes temporales, por lo que debe ser revisado cada tres mil años, ya que los movimientos de rotación y traslación se van ralentizando y eso hace que se incurra de nuevo en desajustes.

Te puede interesar:

Claudia Ramirez
Reportera de Cultura y Entretenimiento. Periodista profesional con Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos. Considero que la educación es clave para formar una sociedad empática, consciente y justa.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Consejos para surtir la temible lista escolar del 2023
noticia Christian Gutiérrez/elPeriódico
Minex califica de “exabrupto” el pronunciamiento de Colombia hacia la justicia guatemalteca
noticia Christian Gutiérrez/elPeriódico
Petro: “Si Guatemala insiste en apresar a hombres justos no tenemos que hacer nada en Guatemala”


Más en esta sección

EE.UU. ofrece US$5 millones por captura de cabecilla hondureño de la MS-13

otras-noticias

Al menos 5 guatemaltecos entre los 14 muertos en accidente del norte de México

otras-noticias

Piden US$900 millones por derechos de temas de Michael Jackson

otras-noticias

Publicidad