[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Arte & Diseño

La Batalla de Versalles: la noche que cambió el curso de la moda


Este épico evento enfrentó a cinco diseñadores americanos y cinco franceses. Se realizó en Versalles y cambió el curso de la moda. 

foto-articulo-Arte & Diseño

El Palacio de Versalles en París, fue el escenario de una batalla histórica que se llevó a cabo el 28 de noviembre de 1973, entre representantes de la Alta Costura francesa y diseñadores emergentes de Estados Unidos.

A pesar de que “La Batalla de Versalles” no había sido planeada como un enfrentamiento, esa noche la casa de María Antonieta se convirtió en el lugar donde Francia y Estados Unidos pelearían por demostrar quiénes eran los mejores en la industria de la moda.

El evento fue organizado por Eleanor Lambert, una publicista de moda de EE.UU. que jugó un papel decisivo en el aumento de la prominencia internacional de la industria de la moda estadounidense y en el surgimiento de la ciudad de Nueva York como una importante capital de la moda.

La idea de esta pasarela surgió luego que Lambert tuviera una conversación informal con Gerald Van der Kemp, comisario del palacio de Versalles, quien estaba buscando patrocinadores para financiar los US $60 millones que requería la restauración del lugar.

El evento se llevó a cabo en el Teatro del Palacio de Versalles.

Fue en ese momento cuando Lambert y otras personas del medio idearon organizar una gala benéfica, con el fin de recaudar fondos que ayudaran a devolver al palacio francés todo su esplendor.

La gala benéfica tenía como fin presentar una pasarela con una colección de cada uno de los diez participantes, para posteriormente degustar una cena igual de lujosa en los apartamentos del Rey.

De acuerdo con una publicación de Vogue, los diseñadores elegidos para representar a Francia fueron Pierre Cardin, Hubert de Givenchy, Emanuel Ungaro, Marc Bohan (entonces, al frente de Dior) y el rey de la moda en esa época, Yves Saint Laurent.

Por parte del equipo norteamericano asistieron Bill Blass, quien era uno de los pesos pesados de la moda estadounidense; el diseñador de origen dominicano, Oscar de la Renta, que también se había construido una fama vistiendo a la élite del país, así como Halston.

Stephen Burrows, un diseñador afroamericano y Anne Klein, la única mujer que participó como diseñadora, fueron parte de las novedades de esa noche.

La hora del enfrentamiento

La actuación de los franceses fue todo un despliegue de artesanía propia de la Alta Costura, con escenarios muy elaborados de madera, con un aire decadente. 

No faltaba nada, contaban con una orquesta de 45 piezas, un carruaje de calabaza al más puro estilo Cenicienta y  Josephine Baker enfundada en piel de armiño cantando J’ai deux amours.

Según Vogue, la presentación norteamericana fue limpia, fresca y muy directa bajo la batuta de la coreógrafa Kay Thompson. Liza Minelli fue la encargada de abrirla, impactando al público cuando salió vestida de Halston de pies a cabeza, cantando una adaptación del tema Bonjour París.

Revistas digitales de moda afirman que la presentación de la cantante fue un éxito en sí mismo, sin embargo la actuación de las modelos de los cinco diseñadores estadounidenses fue un show que dejó impresionado a todo el público.

La gala de beneficencia consiguió otorgar a los diseñadores norteamericanos una nueva legitimidad. “Los franceses estuvieron bien, pero los americanos fueron sensacionales. C’était formidable” dijo la duquesa de la Rochefoucauld. 

El evento contó con invitados exclusivos dentro y fuera de la pasarela como Andy Warhol o Grace de Mónaco, quienes eran algunas de las figuras más ilustres entre los asistentes, así como Josephine Baker y Liza Minelli, quienes aportaron a ambos equipos unas actuaciones de lujo.

Por eso, La Batalla de Versalles supuso un punto de inflexión en la historia de la moda, tanto por su impacto visual, como por el revuelo mediático que causó. A pesar de que en esa época la moda era impuesta por Francia, esa noche los estadounidenses lograron quitarles el trono en su propia casa.

Te puede interesar:

Claudia Ramirez
Reportera de Cultura y Entretenimiento. Periodista profesional con Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos. Considero que la educación es clave para formar una sociedad empática, consciente y justa.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Astrónomos confirman la edad de la galaxia más distante con oxígeno
noticia agencias
Aparece un muñeco con la camiseta de Vinicius colgado de un puente en Madrid
noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
Twingo: así es el carro que menciona Shakira en su sesión con Bizarrap


Más en esta sección

Retroceso histórico de Guatemala en índice de corrupción

otras-noticias

¡La momia de Messi! Uno de los últimos increíbles hallazgos hechos en Egipto

otras-noticias

Comunidad de Sibinal, San Marcos da el último adiós a familia que murió en incendio

otras-noticias

Publicidad