[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Daniel Ortega rumbo a una segura reelección


Decenas de periodistas nicaragüenses trabajan desde Costa Rica y varios medios internacionales denunciaron que les negaron ingresar al país.

foto-articulo-Mundo

Ninguna sorpresa. Nicaragua celebrará el domingo unas elecciones en las que el presidente Daniel Ortega, con sus rivales presos o exiliados, se apresta a confirmar su cuarto mandato consecutivo tras 14 años en el poder, bajo el riesgo de que parte de la comunidad internacional no lo reconozca.

Tres años y medio después de las protestas que exigían su renuncia y cuya represión dejó más de 300 muertos, Ortega, que cumple 76 años en una semana, tiene seguro otro gobierno de cinco años con su esposa Rosario Murillo (70), a quien llama “copresidenta”, a la cabeza del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN, izquierda).

En las calles nadie lo duda. Ortega se enfrenta a cinco candidatos desconocidos y señalados de colaborar con el gobierno, tras el arresto de siete aspirantes presidenciales y la anulación de tres partidos opositores, en una ofensiva que desde junio encarceló a 39 políticos, empresarios, campesinos, estudiantes y periodistas.

La arremetida desató el temor en el empobrecido país centroamericano de 6.5 millones de habitantes. “No hay por quién votar. Daniel tiene esto en la bolsa”, dijo una mujer de 46 años en su casa en Masaya. Pidió anonimato: “No se puede hablar, vas preso”, afirmó.

Unos 4.3 millones de nicaragüenses están llamados a votar –también elegirán 90 diputados–, y según un sondeo de Cid-Gallup el 65  habría votado por un opositor y 19 por ciento por Ortega, aunque la encuestadora progobierno M&R afirma que un 70.7 por ciento votará por el FSLN.

De los aspirantes de la oposición, la favorita era Cristiana Chamorro, hija de la expresidenta Violeta Barrios (1990-1997) y bajo arresto domiciliario.

Los detenidos están acusados de atentar contra la soberanía, promover sanciones contra Nicaragua, “traición a la patria” o “lavado de dinero”, conforme a leyes aprobadas en 2020 por el Congreso, bajo control oficialista, al igual que el poder judicial y electoral.

Sanciones 

La oleada de arrestos tensó las relaciones de Nicaragua con Estados Unidos y la Unión Europea (UE) – que sancionaron a familiares y allegados de Ortega–, pero también con gobiernos progresistas como México y Argentina.

El Congreso estadounidense aprobó el miércoles la ley “Renacer”, un arsenal de medidas para aumentar la presión contra Ortega y Murillo, acusándolos de corrupción, violar derechos humanos y no permitir elecciones “libres”.

Ordena liberación de presos

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) ordenó ayer a Nicaragua que libere a la aspirante presidencial Cristiana Chamorro y a 13 presos más, como parte de una ampliación de medidas provisionales en favor de opositores al Gobierno de Daniel Ortega que han sido detenidos en los últimos meses.

La Corte afirma que las detenciones de estas personas “son la muestra más extrema del proceso de hostigamiento y persecución en su contra”. -EFE

Evelin Vásquez
Reportera de Sociedad. Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos. Creo que el periodismo es una herramienta para promover el pensamiento crítico e informar sobre más realidades

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Helmer Velásquez
Usac: Diálogo viable, renuncia ineludible
noticia AFP / elPeriódico
Sin esperanza de sobrevivientes, Nepal llora a las víctimas del accidente aéreo
noticia Europa Press
Webb capta a su primer planeta fuera del Sistema Solar. Entérate de los detalles


Más en esta sección

Informe confirma cooptación de la obra pública

otras-noticias

Vinicius dice que ama Madrid

otras-noticias

Real Madrid gana el derby se clasifica a la final de la Copa del Rey

otras-noticias

Publicidad